La Plataforma N-120 anuncia que rompe cualquier tipo de relación con el PSdeG-PSOE de Ponteareas ante la decisión de no acudir al encuentro en la Subdelegación del Gobierno en Pontevedra el pasado lunes para exigir plazos concretos para las obras de mejora de seguridad en la Nacional-120 y de la variante. Los socialistas fueron el único grupo político de la Corporación ponteareana que no acudió a Pontevedra.

“La Plataforma N-120 decidió por unanimidad que las representantes del PSdeG de Ponteareas no nos representan y, por este motivo, a partir de hoy la Plataforma N-120 no asistirá a ninguna reunión en la que esté presente cualquier representante del PSdeG de Ponteareas”, manifiesta el colectivo, indicando que el PSOE “se echó atrás de manera cobarde obedeciendo las órdenes de Madrid”.

La plataforma, que felicita a la alcaldesa Cristina Fernández por la “valentía” de convocar el desplazamiento a Pontevedra, lamenta a su vez el trato recibido por parte de la subdelegada del Gobierno, Maica Larriba, por no atenderlos personalmente y recibirlos con una decena de policías con chalecos antibalas.

El PSOE se defiende

Antes estas acusaciones, el PSdeG-PSOE de Ponteareas se defiende diciendo que “el ruido y la confrontación no son el camino, sino el de la colaboración institucional con un Gobierno, presidido por Pedro Sánchez, que ha propiciados en estos dos últimos años muchos más avances que durante los 8 años del Gobierno de Mariano Rajoy”. Además, los socialistas ponteareanos aseguran que “la atención prestada por la Subdelegación del Gobierno al Concello de Ponteareas fue siempre diligente”.

El grupo socialista de Ponteareas apuesta por “seguir trabajando y utilizando todos los recursos a su alcance para conseguir la ejecución cuanto antes de las obras de mejora de la N-120, en el marco del proyecto valorado en 4 millones de euros, elaborado por el actual Gobierno de España, y seguir trabajando en la tramitación hacia la ejecución de la variante de Ponteareas”.

Con todo, desde la Plataforma N-120 advierten que “si a 31 de diciembre no sale a exposición pública el proyecto de reforma en la N-120, el Concello tendrá que hacer un pleno para solicitar la dimisión de la subdelegada del Gobierno”.