Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cinco multas de aparcamiento retiradas al alcalde abren la polémica en Baiona

El PP apunta a una “presunta prevaricación” y le pide la dimisión | El regidor asegura que cumplió con la normativa y reta a los ‘populares’ a acudir a los juzgados

Rodal muestra una copia de la tarjeta acreditativa de aparcamiento junto a los ediles Mauricio Vilar, María Jesús Garbín, Policarpo Vilar y José Ángel Bahamonde. |

El grupo municipal del PP de Baiona denunció ayer públicamente la anulación de un total de cinco multas por estacionamiento indebido en zona de carga y descarga al alcalde, el socialista Carlos Gómez Prado, por importe de 880 euros en total. Un asunto alrededor del que los populares detectan una “falta de transparencia” por parte de la Administración local que los lleva a sospechar de una “presunta prevaricación” por la que piden la dimisión del regidor y no descartan acudir a los tribunales. El regidor los reta a hacerlo y atribuye la acusación de sus oponentes a una “campaña de desprestigio”.

Rodal: "Es una falta de respeto a los vecinos y a la Policía Local"

decoration

El episodio salió a la luz pública en el pleno del pasado 16 de septiembre, según explicó ayer el portavoz popular y exalcalde, Ángel Rodal. Entre los decretos de la Alcaldía que el gobierno ponía en conocimiento de la Corporación figuraban las cinco sanciones. Agentes de la Policía Local habían denunciado a Gómez los días 30 de abril, 3 y 4 de mayo y 6 y 7 de junio por aparcar su vehículo particular en el espacio restringido a la carga y descarga de la céntrica calle Elduayen. Las diligencias se trasladan automáticamente al ORAL, entidad encargada de tramitar las sanciones. En sus alegaciones por escrito ante el citado organismo de cobro, Gómez Prado admitía el estacionamiento en dicha zona y solicitaba la anulación de las multas al entender que podía dejar el coche allí gracias a una tarjeta de autorización expedida por la Policía Local, que en esas cinco ocasiones se “había olvidado”. En la misma documentación, aparece un informe del jefe del cuerpo de seguridad municipal que avala el estacionamiento en virtud de la tarjeta acreditativa. La ordenanza municipal prohíbe aparcar en zonas de carga y descarga en el horario estipulado para dichas tareas, con excepción de los vehículos de personas con movilidad reducida. No hace referencia a los vehículos autorizados, para los que existen otras zonas reservadas.

El regidor lamenta que “se dediquen a desacreditar porque siguen sin asumir desde hace dos años la derrota electoral infligida por los vecinos”

decoration

Rodal duda de que la acreditación oficial, firmada por él mismo y por el jefe de la Policía, habiliten al alcalde para estacionar fuera del espacio destinado a los vehículos autorizados y considera que Gómez Prado cometió las infracciones, “presentó las alegaciones para no pagar” y “se tramitó la tarjeta después para camuflar el asunto”. Son sus conclusiones tras solicitar en varias ocasiones la documentación sin éxito. “En el Concello nos indican que no existen expedientes ni de las multas ni de la tarjeta y el ORAL todavía no ha contestado”, señaló.

Los populares tachan de “muy grave” la cuestión y acusan al alcalde de “falta de respeto a los vecinos que pagan sus multas y a la propia Policía Local, que lo denuncia varias veces y sigue cometiendo la misma infracción”. “Los representantes políticos tenemos que dar ejemplo. El alcalde vive en el centro del pueblo y tenemos el aparcamiento municipal de O Aral a solo 200 metros”, recalcó Rodal.

Por su parte, el regidor indica que “cumplió con la normativa en todo momento” e invita a los populares a acudir a los juzgados. Lamenta asimismo que sus oponentes “se dediquen a desacreditar porque siguen sin asumir desde hace dos años la derrota electoral infligida por los vecinos”. “Si siguen por estos derroteros, van a perder las elecciones”, añade.

Compartir el artículo

stats