Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La reforma de la Praza de Ponteareas saca a la luz un muro de principios del siglo XIX

La antigua construcción de piedra se prolonga hasta el conocido como Ponte do Rei, fechado en 1807 | El proyecto de remodelación se modificará para dejar algún tramo a la vista

Arriba una de las catas en las que se ve las piedras del muro. A la izquierda, detalle de parte de la construcción de piedra. | // A.P.

Las obras de reforma de la Praza de Ponteareas, uno de los principales accesos al casco urbano de Redondela, han arrancado con sorpresa. Las catas realizadas sobre el terreno han sacado a la luz los restos del antiguo muro de contención de la plaza, una construcción de piedra de principios del siglo XIX que transcurría desde la plaza situada ante el convento de Vilavella hasta el puente sobre el río Maceiras.

La reforma de la Praza de Ponteareas saca a la luz un muro de principios del siglo XIX

El hallazgo se produjo con las primeras excavaciones que forman parte de un estudio histórico previo a las obras en uno de los laterales de la plaza. Se realizaron cuatro catas en diferentes puntos, en las que se localizaron a medio metro bajo el asfalto las piedras de parte de un antiguo muro de contención.

Entre los elementos significativos ya catalogados estaría el conocido como Ponte do Rei, fechado en 1807, según se recoge en los paneles de la propia estructura, y la estructura de piedra que ahora sale a la luz sería la continuación del antiguo paso viario sobre el río Maceiras.

El descubrimiento forma parte del estudio arqueológico previo a las obras, una actuación obligada al tratarse de una reforma de envergadura próxima a un edificio histórico como el Convento de Vilavella, además de formar parte del trazado del Camino de Santiago Portugués y localizarse en sus inmediaciones otros elementos patrimoniales catalogados como un antiguo cruceiro o una fuente.

El arqueólogo Xurxo Constela, de la empresa A Citania, encargado del estudio histórico previo a las obras, asegura que la aparición de los restos del antiguo murallón de la plaza no le sorprendió, puesto que sería la continuación del puente sobre el río Maceiras, y no descarta que según avancen las obras “se encuentren otros restos más destacables y susceptibles de conservación como tumbas asociadas al convento”, según señaló en una entrevista en la Radio Municipal. Constela explicó que se va a proceder a localizar todo el muro a lo largo de la plaza para que las obras de reforma le afecten lo menos posible: “Pese a que no se trata de un elemento de gran relevancia, porque es un muro de contención de época contemporánea, se va a intentar adaptar el proyecto para dejar algún tramo de esta construcción a la vista, ya que se trata de un elemento que, en definitiva, forma parte de la historia reciente de Redondela”. También durante las catas realizadas se encontraron restos de cerámica de principios del siglo XIX.

Las obras de humanización de la plaza las ejecutará la empresa Xestión Ambiental de Contratas, S. L. por importe de 736.182 euros y cuentan con un plazo de ejecución de diez meses.

Compartir el artículo

stats