Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arrancan 25 robles de madrugada en un monte de Arcade de Riba

Los árboles, de unos tres años, se encontraban señalizados para replantarlos en otros lugares dentro de un proyecto de los comuneros para recuperar el bosque autóctono

Varios de los robles talados en el Monte Pequeno de Arcade de Riba. A la izquierda, detalle de uno de los árboles dañados. | // B.C.

La labor de recuperación de las especies autóctonas en los montes de Arcade de Riba, que lleva varios años realizando la comunidad de montes de este barrio de Soutomaior, recibió un mazazo durante la madrugada del pasado martes. Veinticinco robles nacidos hace unos tres años, con metro y medio de altura, aparecieron talados sin que se conozca hasta el momento el motivo ni el responsable de los hechos. Los actos han sido denunciados por los comuneros ante la Guardia Civil de Soutomaior.

Arrancan 25 robles durante la madrugada en un monte comunal de Arcade de Riba

Arrancan 25 robles durante la madrugada en un monte comunal de Arcade de Riba Antonio Pinacho

La zona afectada se denomina Monte Pequeno y en los últimos días había sido desbrozada y los árboles se encontraban señalizados porque iban a ser reordenados en las próximas jornadas por la zona dentro de un proyecto denominado “Bota Raíces”, que desarrollan los comuneros de Arcade de Riba en colaboración con la empresa Justimplant.

La iniciativa “Bota Raíces” nació en 2019 para recuperar esta parcela de monte que se encontraba abandonada en la que se desbrozó la maleza para plantar un centenar de castaños. El proyecto contó con la implicación de los vecinos del barrio, que apadrinaron los distintos ejemplares. Junto a estos se mantuvieron los numerosos pequeños robles que habían crecido en la zona de forma natural para que convivieran y entre ambas especies autóctonas repoblasen este monte.

A principios de este año, se volvió a actuar en la zona con tareas de desbroce y se señalizaron los árboles en crecimiento con la participación de voluntarios. Aunque muchos de los castaños se habían secado –el 90 por ciento aproximadamente–, se comprobó que los robles crecían sanos y con fuerza, por lo que se decidió que se reubicarían por la parcela para así ordenar mejor el monte.

Sin embargo, la tala clandestina realizada durante la madrugada del martes les ha arruinado los planes. La persona o personas que destrozaron los árboles dejaron dañados el 70% de los robles que nacieron en esta zona, echando a perder el duro esfuerzo realizado por los comuneros y los vecinos que colaboraron en las labores de plantación y limpieza del monte.

Guerra declarada al eucalipto

La comunidad de montes de Arcade de Riba organizó el pasado sábado una jornada de tala de brotes de eucalipto en el monte de Pozovello, una iniciativa con la que pretenden dar continuidad a los trabajos realizados durante el pasado invierno para la eliminación de esta especie invasora de sus terrenos. Tras realizar un llamamiento a la colaboración, en la actividad participaron una veintena de vecinos que se interesaron por la erradicación de los eucaliptos como medida de lucha contra los incendios forestales y para recuperar el bosque autóctono.

Esta comunidad de montes había realizado una tala de los eucaliptos a principios de año en una extensión de terreno de más de 30 hectáreas que fue afectada por los incendios de 2006 y 2016 y se encontraba totalmente cerrada por la maleza que impedía cualquier tipo de actividad.

Compartir el artículo

stats