Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Templo Votivo del Mar pide ayuda

11

El Templo Votivo del Mar, de Panxón, obra de Antonio Palacios, construido entre 1932 y 1937, muestra un notable deterioro Ricardo Grobas

La obra del genial arquitecto Antonio Palacios necesita reparaciones urgentes

El Templo Votivo del Mar, una de las grandes obras del genial arquitecto Antonio Palacios Ramilo, grita socorro. La obra terminada hace 84 años sufre un deterioro constante con reparaciones que se han hecho urgentes después de años de simple observación.

Los desprendimientos de las vidrieras que sufre desde hace décadas ahora se hacen más visibles. Están provocados por el agrietado del encintado en todas las fachadas, al punto de que el rosetón principal está forrado interiormente con mallas metálicas para evitar posibles percances y uno de los ángeles que corona la torre, indicando los puntos cardinales, ya perdió el rostro. La iglesia presenta además filtraciones de agua y otros problemas causados por el paso del tiempo.

El rosetón principal está forrado interiormente con mallas metálicas R. Grobas

La situación fue denunciada ayer por el alcalde de Nigrán, Juan González, que demanda a la Xunta de Galicia que incluya esta iglesia, situada en Panxón, en el Plan Turístico Xacobeo 21-22 del gobierno central para la restauración de monumentos ante su grave deterioro. “Galicia ha recibido 25 millones de euros para este fin, sin que figure entre sus once proyectos anunciados la iglesia de Panxón, pese a estar en verdadero riesgo de sufrir daños irreparables desde hace décadas y pese a que en 2009 se aprobó por unanimidad en el Parlamento de Galicia una propuesta no de ley para realizar en el plazo máximo de un año un proyecto técnico dirigido su rehabilitación”, explica el alcalde.

“Resulta increíble que un monumento considerado como la obra cumbre de Antonio Palacios esté totalmente olvidado y en verdadero riesgo de que los daños sean ya irreparables”, advierte el alcalde, quien incide en que, por segunda vez, a través del grupo parlamentario socialista se volvió a presentar esta semana ante el Parlamento una propuesta, también no de le,  pidiendo que se cumpla la aprobada por unanimidad en la Comisión 4ª de Educación y Cultura de 18 de noviembre de 2009 y que decía: “llevar a cabo en el plazo máximo de un año, un proyecto técnico que sea fundamento para fijar el ámbito de rehabilitación del Templo Votivo del Mar de Panxón, para la posterior ejecución de las obras de restauración, que deben comenzar, a su vez, en el plazo máximo de un año desde la presentación del proyecto de rehabilitación”.

Deterioro de la obra arquitectónica R. Grobas

Las ayudas del gobierno de España recibidas por la Xunta incluirán conventos de toda Galicia, monasterios, la Catedral de Mondoñedo, un molino en Sarria... “No dudamos de que estos monumentos lo necesiten, pero resulta chocante que no figure el Templo Votivo cuando precisamente uno de los problemas que aducía Patrimonio era que no tenía fondos propios para emprender una restauración de esa envergadura”, lamenta el alcalde, quien subraya que se trata “de uno de los bienes patrimoniales más singulares del municipio e incluso de la comunidad y, paradójicamente, el que está más en peligro”.

Deterioro de la obra arquitectónica R. Grobas

La iglesia

El Templo Votivo del Mar es probablemente la obra cumbre de arquitectura religiosa del porriñés Antonio Palacios (1874-1945), con obras reconocidas internacionalmente como el Palacio de las Comunicaciones de Madrid o el Círculo de Bellas Artes. Palacios se inspiró en el vecino arco visigótico que formaba parte de la antigua iglesia de San Juan (y que él mismo libró de la demolición por su gran valor histórico) iniciando la construcción del Templo Votivo del Mar dedicado a la Virgen del Carmen en 1932 y finalizándolo en 1937. Su estilo es complejo de definir, ya que recoge elementos de muy diversos orígenes.

Templo Votivo del Mar, de Panxón, obra de Antonio Palacios, construido entre 1932 y 1937 R. Grobas

Compartir el artículo

stats