Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El mosaico de Panxón ya tiene réplica

Una restauradora reprodujo la pieza romana del siglo III para el Museo de Pontevedra | El Concello de Nigrán quiere exponerla mientras no se repatríe la original desde Nueva York

La restauradora Ana González, con la réplica del mosaico. // Cedida

La restauradora Ana González, con la réplica del mosaico. // Cedida

Uno de los mayores tesoros patrimoniales de Nigrán y de toda el área de Vigo se encuentra al otro lado del Atlántico. El mosaico romano de Panxón, todo un símbolo de la romanización de la parroquia costera en el siglo III de nuestra era, está llamado a convertirse en imagen de marca del Concello cuando regrese a su sitio. Para traerlo desde Nueva York, donde se localizó hace dos años a la venta en una casa de subastas por 58.000 dólares, ha nacido una plataforma ciudadana. Se llama Asociación para la Repatriación del Mosaico y tiene dos años para reunir el dinero que le permita comprar la pieza y devolverla a su lugar. Ha lanzado una campaña de micromecenazgo a través de su web –asociacionmosaicopanxon.com– en la que esperan la participación de las administraciones. La colaboración vecinal también será clave pero la distancia no ayuda a la hora de divulgar el interés público del azulejo de un metro cuadrado. Hay una forma de acortarla y lograr que los nigraneses puedan ver y tocar en directo su joya patrimonial: una réplica a escala real.

"Ojalá se consiga traer el mosaico original porque es valiosísimo", afirma la autora de la copia, la restauradora Ana González

decoration

No está compuesta de pequeños trozos de vidrio y cerámica como la pieza original, sino de “escayola de dentista” coloreada con diversos pigmentos. La restauradora Ana González es la autora de la única copia conocida del mosaico. Las elaboró durante el confinamiento para utilizarla como modelo en los talleres para niños que son su especialidad. Y la dejó en el Museo de Pontevedra, que la guarda en sus almacenes.

189 alumnos del colegio de Vilariño trabajaron con el mosaico este curso.

189 alumnos del colegio de Vilariño trabajaron con el mosaico este curso. CEIP Carlos Casares

La idea surgió en plena cuarentena, recuerda. Propuso al centro provincial la preparación de estas actividades para sensibilizar a las nuevas generaciones sobre la importancia de valorar y cuidar el patrimonio. Y el director del Museo, José Manuel Rey, le planteó utilizar la imagen del mosaico. “Sabía que lo habían encontrado en Nueva York y daba por hecho que se había conseguido repatriar, pero al investigar sobre el tema vi que todavía estaba en trámites y creí que merecía la pena hacer la réplica a escala real para que la gente aprecie su valor”, indica la profesional.

Divulgación

Además de aprender “por qué no pueden realizar fotos en el museo para evitar el deterioro de las piezas por sobreexposición a la luz de los flashes o por qué no puede variar la humedad o la temperatura de una sala”, los jóvenes alumnos conocieron la historia del mosaico y cómo acabó en manos privadas. “Hice réplicas pequeñitas a escala 1:10 para que hicieran ellos mismos la reintegración cromática. La idea es dar a conocer este tipo de patrimonio a los niños, hacerles sentir que también es suyo, para que no vuelva a pasar. Ojalá se consiga traer el mosaico original porque es valiosísimo”, añade. Un total de 80 niños de 5 a 12 años pasaron por los talleres de Ana González en el Museo y otros 189 lo hicieron en las aulas del colegio de Vilariño durante el curso.

Ahora el objetivo es que toda la población vea la pieza en la nueva biblioteca. El Concello de Nigrán ha solicitado formalmente la cesión de la réplica al Museo de Pontevedra con la intención de mostrarla al público en el moderno edificio que prevé inaugurar tras el verano. “Es una joya que queremos recuperar y dar a conocer. Mientras no se consiga la repatriación es interesante que se conozca la réplica”, confirma el alcalde, Juan González.

Compartir el artículo

stats