Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

BAIXO MIÑO / CONDADO-PARADANTA

Varios municipios piden limitar el uso del agua por riesgo de sequía

A Cañiza y O Rosal ya prohiben regar o lavar el coche - El Consorcio advierte que se disparó su consumo en Tui en las últimas semanas

O Rosal y A Cañiza ya prohiben regar jardines.

O Rosal y A Cañiza ya prohiben regar jardines. // Marta G.Brea

Julio no está dando tregua, térmicamente hablando, y eso ha comenzado a repercutir en el consumo de agua, que está siendo, al igual que el mercurio de los termómetros, más alto de lo habitual. Si a los avisos por temperaturas extremas le sumamos la ausencia de precipitaciones, no es de extrañar que algunos Concellos del área metropolitana hayan empezado a requerir que se limite el uso de agua. O Rosal ya emitió un bando la semana pasada restringiendo el consumo máximo diario a 600 litros por vivienda y "solo para uso exclusivo doméstico". Por su parte, A Cañiza ha prohibido regar jardines y huertas con el agua de la traída municipal; mientras que en Tui hacen un llamamiento a la responsabilidad.

O Rosal excluye riegos, limpieza de vehículos y cualquier uso del agua que no atienda a "necesidades primarias de la vida". Además, advierte que "en el caso de contemplarse irregularidades se procederá a la aplicación de las sanciones contempladas en la normativa municipal".

También "se tomarán medidas contra los titulares de las parcelas" en A Cañiza, donde la prohibición de regar huertas y jardines con el agua de la traída queda delimitado a los vecinos del núcleo urbano. "Este acuerdo se toma para ahorrar todo el líquido posible en previsión de los próximos días de sequía que están por venir", anuncia el Concello.

En el caso de Tui, tanto el Ayuntamiento como el Consorcio de Augas do Louro advierten de que se ha disparado el consumo de agua en el municipio en las últimas semanas, registrando valores muy elevados, de hasta 110 litros por segundo en las horas punta "que podrían poner en riesgo el abastecimiento a la población si se registrase alguna avería en las conducciones". Aunque aquí no se habla de sanciones, Consorcio y Concello piden responsabilidad y que se limite el uso de este recurso hídrico a lo estrictamente necesario, reduciendo usos secundarios como riegos, baldeos o llenado de piscinas.

Compartir el artículo

stats