Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los reparos de la interventora de Soutomaior bloquean 467 facturas por valor de 260.000 euros

El BNG denuncia que muchas no se pueden pagar al incumplir los trámites que marca la ley - Reclaman un plan económico-financiero

El portavoz del BNG, Manu Lourenzo, durante un pleno. // FdV

El portavoz del BNG, Manu Lourenzo, durante un pleno. // FdV

El grupo municipal del BNG de Soutomaior denuncia el bloqueo de 467 facturas en el Concello por valor de casi 260.000 euros debido a los informes negativos de Intervención. Estos reparos vienen motivados "porque muchas de las facturas contratadas incumplen los trámites que marca la ley e incluso en muchos casos hay fraccionamientos de contratos, una práctica ilegal que hace que en vez de iniciar un procedimiento administrativo para una contratacion, esta se haga directamente por el gobierno local", según afirma el portavoz nacionalista, Manu Lourenzo.

El asunto fue abordado en la última sesión plenaria en la que el edil del BNG destacó que el PP llevó 467 facturas "que no se pueden pagar cumpliendo la ley, y eso a pesar de que llevamos meses exigiendo que se cumpla con la misma", puntualizó.

Para Lourenzo esta situación "deja bien claro cual es proceder de este gobierno", y señala que tal y como se explica en el informe de Intervención "estamos ante obras que ni siquiera tienen proyecto, ante un gobierno local que no cumple los trámites que marca la ley en los contratos, y esto lleva pasando desde hace años". El portavoz nacionalista acusa al PP de "no hacer los deberes que marca la ley" y por eso son los propios técnicos municipales los que ponen encima de la mesa esta situación.

"Tenemos un gobierno paralizado, sin poder sacar adelante proyectos y sin capacidad siquiera de cumplir con la ley para pagar facturas. La interventora deja claro desde hace tiempo en sus informes que Soutomaior precisa un plan económico-financiero y seguimos esperando a que desde el gobierno local lo hagan", afirma.

Por otra parte, el pleno aprobó por unanimidad una moción presentada por el BNG en defensa de la sanidad pública y solicitar mejoras en las condiciones de los centros sanitarios del municipio.

En este sentido, Reguera explicó el apoyo del gobierno local a la moción presentada por los nacionalistas indicando que "por mucho que algunos digan lo contrario, para esta corporación los intereses de los vecinos siempre están por encima de los intereses partidistas. Tenemos un problema con la sanidad y ante eso, no hay colores ni bandos".

Compartir el artículo

stats