Cuarto intento para estrenarse en casa

El Celta recibe hoy (19h) al Alavés con toda la plantilla disponible a excepción de Cervi

Los de Benítez intentarán ofrecer a su afición los tres puntos tras la inexplicable derrota ante el Barça

Benítez charla con sus jugadores en Afouteza.

Benítez charla con sus jugadores en Afouteza. / MARTA G. BREA

El enfermo goza de buena salud. Así podría sintetizarse el análisis que Rafa Benítez realizó ayer sobre la situación de un Celta que afronta la séptima jornada de LaLiga en puestos de descenso pero que exhibe un juego de calidad y con caudal ofensivo que no ha sabido aprovechar para obtener resultados positivos. Los celestes intentarán esta tarde ante el Alavés (Balaídos, 19 horas, Movistar LaLiga) romper la racha negativa que les ha llevado a encadenar tres derrotas en casa (Osasuna, Real Madrid y Mallorca) y remontar el vuelo en la tabla que permita consolidar el proyecto deportivo del técnico madrileño.

La ocasión, a priori, se presenta propicia para los célticos ante un rival que acaba de retornar a la máxima categoría tras un año en Segunda División y que no destaca precisamente por su buen rendimiento lejos de Mendizorroza: ha sido incapaz de sumar puntos como visitante, a pesar de medirse a rivales de su mismo pelaje como Cádiz, Getafe y Rayo Vallecano.

Benítez dispone hoy de toda la plantilla, a excepción del lesionado Franco Cervi, para afrontar esta importante cita tras la inexplicable derrota que sufrió el Celta en el estadio de Montjuic (3-2) debido a su incapacidad para conservar la renta de dos goles de ventaja con la que afrontó los diez minutos finales del partido.

“A mí no me preocupa la situación en la tabla porque la sensación es que el equipo genera ocasiones”, apuntó Benítez ayer en rueda de prensa. Sin embargo, los célticos no han podido celebrar ni siquiera un gol ante sus aficionados. Los que marcaron Larsen al Real Madrid y Bamba al Mallorca fueron anulados, pese a las dudas que provocaron las decisiones arbitrales.

Aunque la jornada se celebra entre semana, el Celta ha dispuesto de tiempo suficiente para recuperarse del esfuerzo en Montjuic, partido que jugó la tarde del pasado sábado. Por ello, parece probable que Benítez repeta once titular por tercera jornada consecutiva. Sin embargo, el preparador madrileño no descartó ayer realizar rotaciones, teniendo en cuenta que el lunes su equipo afronta en Las Palmas una nueva jornada de LaLiga.

Así, el once más probable del Celta ante el equipo vitoriano será el formado por Iván Villar, Mingueza, Unai Núñez, Starfelt, Carlos Domínguez, Mihailo Ristic, Beltrán, De la Torre, Bamba, Larsen y Aspas. Jugadores como Carles Pérez, Aidoo y Douvikas están preparados por si Benítez decide mover alguna pieza. Ante el Barça, el veterano técnico solo modificó la posición de Bamba, que pasó del extremo izquierdo a ocupar el interior derecho. Con este movimiento, el Celta reforzó el centro del campo para situar a Aspas y a Larsen como únicas referencias en ataque. La apuesta táctica mejoró al Celta, que generó innumerables ocasiones de gol ante Ter Stegen. Es más, el equipo vigués ni siquiera necesitó de Aspas para engordar su cuenta goleadora. El moañés, que continúa sin marcar, responde a esta sequía con asistencias de gol y generando mucho juego ofensivo de calidad.

Para recibir al Alavés, Benítez ha hecho un llamamiento al celtismo para que se vuelque de nuevo en animar al equipo. Y puso como ejemplo el partido del martes en Mallorca, donde el Barcelona intentó remontar otro resultado adverso, pero los locales se vieron favorecidos también por el apoyo del público.

Los albiazules viajan a Vigo convencidos de haber estado muy cerca de puntuar en sus anteriores salidas, aunque no han perdido su racha en Vitoria (6 puntos). Todo lo contrario del Celta, que sumó sus cuatro puntos fuera.

Los vitorianos llegan a esta jornada con dos derrotas consecutivas que han perturbado su gran arranque. Son conscientes los de Luis García Plaza de que tienen que afinar la puntería. De hecho, solo han anotado un gol en los últimos cuatro partidos.

El técnico anunciaba ayer rotaciones en el once para Balaídos pero no quiso desvelar qué dos jugadores “no están al 100 %” y podría prescindir de ellos ante el Celta. Jon Guridi regresará a la media punta, mientras que Samu Omorodion podría ser la referencia en ataque en lugar de Kike García.