Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los fichajes se van asentando

Cuatro de las nuevas caras son indiscutibles, dos entran habitualmente en la rotación y tres apenas han dispuesto de minutos | El equipo mejora, pese a la profunda remodelación, los resultados del pasado curso

De izquieda a derecha: Mingueza, Paciencia, Marchesín, Óscar, Luca , Swedberg, Carlos Pérez y Unai en su presentación en Balaídos. José Lores

El Celta cumple mañana su segundo mes de competición en mejor situación que la pasada campaña, a pesar de haber reconstruido casi la mitad de su equipo titular. Eduardo Coudet ha tenido que trabajar en la adaptación a la idea de juego de los nueve fichajes incorporados por Luis Campos con LaLiga en marcha y hacer frente a un complicado calendario con duelos ante algunos de los pesos pesados del campeonato (Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid, Valencia o Betis), que el conjunto celeste ha resuelto con mejores sensaciones que resultados.

Pese a los abultados marcadores recibidos en algunos encuentros, singularmente frente al Madrid y en las visitas al Metropolitano y Mestalla, el Celta mejora notablemente el arranque firmado el pasado curso con un once ya consolidado. Los celestes suman 4 puntos más que hace un año a estas mismas alturas de competición con apreciable protagonismo de los nuevos. De los nueve fichajes incorporados el último mercado, cuatro (Marchesín, Unai Núñez, Óscar Rodríguez y Jörgen Strand Larsen) lo han jugado prácticamente todo, dos (Carles Pérez y Gonçalo Paciencia) entran habitualmente en la rotación otros dos han tenido una participación meramente testimonial (Luca de la Torre y Mingueza) y uno, el sueco Williot Swedberg, ni siquiera ha debutado.

Dueño de la portería

La portería es esta temporada patrimonio de Agustín Marchesín. El argentino ha encontrado con el Celta el protagonismo del que careció el pasado curso. Marchesín ya ha jugado más esta temporada con el Celta que la pasada con el Oporto. Empezó con ciertas dudas, pero su rendimiento ha ido creciendo de forma notable con el paso de los encuentros. Sin cometer errores de bulto, no logró en las primeras jornadas salvar puntos para el Celta, pero se ha mostrado sumamente fiable en los dos últimos compromisos ligueros. Sus paradas permitieron al Celta salvar tres puntos frente al Betis y mantuvieron vivo hasta el último suspiro al conjunto celeste en el Camp Nou. Ha mostrado nivel y personalidad, además de un interesante juego de pies.

Una novedad en la zaga

La defensa ha sido la línea del equipo más estable hasta la fecha y también la que menos cambios ha sufrido. Una sola novedad, la del vasco Unai Núñez en el eje de la zaga. El vizcaíno lo ha jugado todo después de un par de años con muy poco protagonismo en el Athletic, su anterior equipo. Su rendimiento ha tenido algunas lagunas (la última, el pasado domingo en el Camp Nou), pero se ha compenetrado bastante bien con Aidoo y ha mejorado las prestaciones que venía ofreciendo su predecesor, Néstor Araújo.

Mucho menos participación ha tenido Óscar Mingueza. El versátil zaguero catalán ha jugado más minutos como lateral derecho que como central derecho, donde la competencia de Aidoo ha sido insalvable. Sus número, de momento, son exiguos: 27 minutos en 8 partidos.

Óscar se afianza en banda

Aunque inicialmente la idea de Coudet era que supliera a Denis Suárez en la posición de enganche, Óscar Rodríguez ha encontrado su sitio en la banda izquierda. El técnico lo ha empleado mayoritariamente por el costado zurdo, desplazando a Cervi, el anterior inquilino, al flanco derecho. El talaverano se ha perdido un solo encuentro, por lesión, pero solo ha jugado dos completos. Su encaje en el equipo ha sido rápido y su rendimiento, aunque mejorable, bastante convincente. Ha aportado un gol.

Un nuevo socio para Aspas

Una de las grandes revelaciones del inicio de curso ha sido el delantero Jörgen Strand Larsen. Llegado sobre el cierre del mercado, el gigante noruego ha sorprendido por su imponente físico (1,94 metros), su notable condición técnica y cautivadora personalidad. El gol se le resiste, pero deja detalles en cada partido que refuerzan el convencimiento de que puede convertirse en el complemento ideal para Iago Aspas,. Maneja con maestría el juego de espaldas a la portería, se mueve con inteligencia y una agilidad impensable para su tamaño y tiene capacidad asociativa. Medio partido, con apenas un entrenamiento sobre sus espaldas, le bastó para meterse en el bolsillo a Balaídos y ganarse el favor del Chacho, que no pidió su fichaje, pero sin duda le ve un gran potencial.

Dos en la rotación

Dos de los fichajes con cartel de titulares han tenido que conformarse por el momento con ser los primeros en la rotación. Carles Pérez casi siempre ha jugado de partida cuando al técnico le ha faltado alguno de sus titulares, mientras que Paciencia acompañó a Iago Aspas en los primeros partidos, pero una posterior lesión y la llegada de Larsen lo han convertido en el tercer delantero del plantel. Titular en los dos primeros encuentros, el luso marcó en su debut, pero después de la lesión solo ha tenido unos pocos minutos en el tramo final de los partidos. No obstante apunta a que puede ser un futbolista importante para el Celta esta temporada.

El caso de Carles Pérez es parecido, aunque sin mediar lesión. Coudet lo ha utilizado más en punta cuando ha faltado algún delantero que en su posición natural de banda derecha, donde ahora mismo el titular es Franco Cervi. La inactividad por la falta de participación el pasado curso y la pretemporada en solitario le han perjudicado. Necesita ganar tono físico y sobre todo competitivo para hacerse con el puesto, pero tiene calidad y cuenta con la confianza del técnico.

El relevo estaba en casa

Uno de los grandes quebraderos de cabeza del Chacho ha sido encontrar un sustituto para Denis. El técnico probó inicialmente con Óscar y posteriormente con Tapia, pero ha sido Gabri Veiga, un chico que iba a alternar el filial con el primer equipo, el que mejores prestaciones ha ofrecido en una posición que se considera neurálgica. El canterano ha impresionado por su explosividad, capacidad asociativa y contundencia en el disparo y se ha convertido en una pieza clave del equipo con un futuro inmenso por delante. De lo mejor hasta el momento.

Los olvidados

Swedberg y Luca de la Torre son los marginados del equipo en este inicio de curso. Coudet no pidió su fichaje y apenas les ha concedido oportunidades. Al joven sueco lo ve demasiado verde (ha sugerido que debería tener ficha conel filial) y no ha debutado. El estadounidense ha tenido minutos en algunos finales de partido y ha dejado detalles interesantes (especialmente contra el Betis) que deberían proporcionarle más minutos.

Compartir el artículo

stats