Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Celta de Vigo

Otro enemigo favorito

- El Celta recibe al Granada, primera víctima de Coudet y segundo que cedió más puntos a los célticos en una década - Los nazaríes no han ganado y caen al descenso

Hugo Mallo conduce el balón ante un jugador del Granada, en el último duelo entre célticos y nazaríes. | // LOF

El Celta afronta el lunes un nuevo intento de sumar su primera victoria en casa en lo que va de temporada. A Balaídos llega un Granada que ahora ocupa la plaza que dejaron los célticos en la zona de descenso y que es una de las víctimas favoritas de los celestes en la última década. Después de superar el martes al Levante en el Ciutat de Valencia (0-2), los de Eduardo Coudet buscarán el segundo triunfo consecutivo que les aleje de la zona peligrosa de la tabla. A la espera de que Joseph Aidoo supere su positivo en COVID, el técnico argentino cuenta con el resto de la plantilla para repetir la victoria que logró en la última visita de los andaluces a Vigo (3-1), con goles de Nolito Baeza y Beltrán. Fue el primero de los triunfos de Coudet como entrenador celeste. A partir de ahí, el conjunto vigués despegó hacia la zona tranquila de la clasificación.

Otro enemigo favorito

Y eso mismo puede suceder casi diez meses después si los celestes se imponen a un rival al que se le atragantar Balaídos. De los veinticuatro duelos entre celestes y rojiblancos en Vigo, en catorce ocasiones ganaron los locales por solo tres para los visitantes, que en el balance global de la última década tampoco han obtenido un buen balance de puntos.

De hecho, el Granada es el segundo equipo que más puntos se ha dejado ante el Celta desde la temporada 2012-13, la del regreso de los celestes a la máxima categoría. Desde entonces, el Celta ha conseguido 26 de los 42 puntos disputados, lo que eleva el porcentaje al 61,9 por ciento a favor del club vigués.

En estos diez últimos años, solo el Levante ha cedido más puntos ante los célticos que los granadinos. Los granotas se han dejado 35 de los 51 puntos en juego (un 69 por ciento). En esta escala le siguen el Sevilla y el Espanyol. Ante los andaluces, los gallegos cosecharon 24 de los 54 puntos disputados (44,4 por ciento); y los catalanes, 20 de 48 puntos (el 41,6 por ciento).

Después de ganar en el campo del Levante, el Celta se enfrenta el lunes (21 horas, Gol TV) al reto de sumar su primer triunfo en casa de esta temporada. No pudo conseguirlo ante el Atlético de Madrid (1-2), Athletic Club (0-1) y Cádiz (1-2), lo que llevó al equipo de Coudet ha encadenar cinco jornadas sin ganar y a ocupar la antepenúltima plaza de la tabla clasificatoria.

Los de Coudet tampoco pudieron dedicar un triunfo a su afición en el partido con el que cerraron el pasado curso. El Betis se llevó los tres puntos de Balaídos (2-3), que abría de nuevo sus puertas al público después de un año de restricciones por la pandemia.

El curso pasado, el Celta se impuso al Granada en Balaídos (3-1) y consiguió un empate en Los Cármenes (0-0). La última victoria del equipo andaluz en Vigo ocurrió hace dos años. El 15 de septiembre de 2019, el equipo entrenado entonces por el vigués Diego Martínez se llevó los tres puntos de Vigo tras una polémica actuación arbitral. Los célticos Jorge Sáenz y Fran Beltrán fueron expulsados antes de la primera media hora de juego. Con superioridad numérica, los rojiblancos dominaron en el marcador gracias a los goles de Germán y de Herrera.

De nuevo, el Granada acudirá a Vigo en las primeras jornadas del campeonato. En esta ocasión, el equipo que entrena el excéltico Robert Moreno se presenta con mucha urgencia de conseguir la primera victoria de la temporada. No lo tendrá nada fácil, a priori, ante un Celta que se ha convertido en uno de sus peores rivales en los últimos tiempos. Además, el Celta de Coudet superó con facilidad a los granadinos en el segundo partido que el argentino dirigía en España. Fue su primer triunfo. Meses después, arrancaría un empate en el Nuevo Los Cármenes. Por ello, el Granada se ha convertido en un enemigo favorito del Celta en la última década.

Robert Moreno, cuestionado en Granada, apela a su etapa en el Celta para reclamar paciencia

Robert Moreno, en A Madroa, durante una de sus dos etapas en el Celta.

La largada sombra de Diego Martínez

La sombra de Diego Martínez es cada día más alargada en el Nuevo Los Cármenes. Aumenta a medida que el Granada va sumando jornadas sin ganar en la Liga (seis). Los aficionados nazaríes recordaron el jueves al técnico vigués ante un nuevo tropiezo del equipo de Robert Moreno. El catalán no encaja bien que se le cuestione en el cargo tan pronto y en su comparecencia pública tras la derrota frente a la Real Sociedad, apeló a la paciencia, como la que tuvo el Celta cuando Moreno desembarcó en Vigo como ayudante de Luis Enrique Martínez en el verano de 2013. Entonces, los resultados tardaron en llegar pero el asturiano triunfó finalmente y se le abrieron las puertas para dirigir al Barcelona. Robert Moreno regresa el lunes a Balaídos, donde en una segunda etapa ejerció como entrenador ayudante de Juan Carlos Unzué durante la temporada 2017-18. Tras su breve experiencia como seleccionador español y un paso fugaz por el Mónaco, el catalán regresó a la Liga para sustituir a Diego Martínez en el Granada. El vigués dio por cerrado su ciclo en la ciudad andaluza tras llevar al equipo rojiblanco a las competiciones europeas por primera vez en su historia. “Diego Martínez ya no está, está Robert Moreno, es lo que hay; me gustaría que la gente gastase su energía animando al equipo”, soltó el catalán, que ya en Vigo no destacaba por su afabilidad. “Lo que me interesa, y lo que me preocupa, es que mis futbolistas se recuperen para el lunes, para ganar en el campo del Celta. No pienso que pueda ser determinante”, dijo el catalán en referencia a si corre peligro de su destitución al frente del Granada. Y el preparador reclama tiempo para que cuaje su proyecto. “No es tanto una situación concreta, pero sí te doy una: la del Celta. Tira un poco de hemeroteca, te vas a ver aquella situación, lo que supuso al principio llegar y lo que costó cambiar”, dijo Moreno en referencia a los primeros meses de Luis Enrique Martínez en Vigo sin obtener buenos resultados. El Celta, entonces, realizó una excelente segunda vuelta.

Compartir el artículo

stats