Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sergio Álvarez se retira: estos son sus mejores momentos con el Celta

Sergio Álvarez celebra en Genk el pase a semifinales de Europa League François Lenoir

¿Qué tienen en común Sergio Álvarez, Paolo Maldini, Ryan Giggs y Carles Puyol? Una carrera dedicada desde su principio y su final a unos colores. Son los denominados 'one club man' (hombres de un solo club), una rareza en el fútbol actual y un valor que los convierte en estandartes para sus aficionados y sus instituciones. Sergio Álvarez es uno de los nombres que figura en esa selecta lista en la que también está su compañero Hugo Mallo. Una trayectoria teñida de celeste que esta temporada llegará a su final. Las lesiones han precipitado la prematura retirada del 'Gato' de Catoira con 34 años. Los graves problemas de rodilla han obligado a Sergio Álvarez a colgar los guantes, decisión que el guardameta hará oficial en los próximos días después de que durante el partido de ayer frente a Osasuna trascendiese la imposibilidad de regresar a los terrenos de juego.

El portero del Celta se retirará desde la enfermería luchando contra una lesión. Un final poco deseado pero acorde a lo que ha sido el camino del catoirense desde su llegada a las categorías inferiores en 2003: una eterna pelea. Porque Sergio Álvarez tuvo que dejarse la piel por cada logro conseguido con el Celta, por cada minuto bajo los palos y por cada elogio a sus paradas. Eternamente discutido, ha sido capaz de convertirse en el tercer portero con más partidos en Primera con la celeste a solo 16 partidos de Javier Maté y 20 de Fernando Simón. Son 355 participaciones oficiales: (132 en Primera, 26 en Copa del Rey, 10 en Europa League, 20 en Segunda y 167 en Segunda B con el filial). Su último partido data del 23 de enero de 2020 en Miranda de Ebro, en un duelo copero contra el Mirandés. Una carrera labrada en 18 largos años que ha estado marcada por grandes momentos.

Primeros pasos con el Celta B

Sergio Álvarez disputó más de 150 partidos con el filial entre el 2004 y el 2011. A pocos jugadores de aquellas prolíficas generaciones les costó tanto alcanzar el primer equipo como al 'Gato'. Durante aquellos años compartió vestuario con Yoel Rodríguez, Roberto Lago, Jonathan Vila, Andrés Túñez, Toni Moral, Dani Abalo, Iago Aspas o Toni Dovale, entre otros.

Sergio Álvarez, en un partido en Barreiro frente al Cacereño Jesús de Arcos

Cesión al Ferrol

Con 22 años le tocó hacer las maletas hacia el norte. Tras varios años como portero del Celta B, la dirección deportiva decidió que lo mejor para el de Catoira era un cambio de aires. Se marchó al Racing de Ferrol donde jugó muy poco, solo 15 partidos en los que encajó 14 goles durante la 2008-2009.

Asoma la cabeza en el primer equipo

Durante la larga travesía del Celta en Segunda División el club tuvo que fijar la vista en su cantera. Fue un recurso pero también una necesidad. En el verano de 2009 tanto Yoel Rodríguez como Sergio Álvarez comenzaron a entrenar con el primer equipo a la sombra de Ismael Falcón. Yoel se quedó como segundo portero, mientras que Sergio tuvo que volver a curtirse al filial.

Sergio y Yoel, durante un entrenamiento con el primer equipo en 2009 Ricardo Grobas

Debut con el Celta

La oportunidad que tanto tiempo esperaba llegó el 4 de junio de 2011. Habían pasado 8 años desde su llegada a las categorías inferiores del Celta procedente del Arosa. Una lesión de Ismael Falcón le sirvió como excusa a Paco Herrera para darle la titularidad al de Catoira en un Celta - Cartagena en la que mantuvo su portería a cero y el equipo goleó (3-0).

Sergio Álvarez, en el día de su debut, contempla desde la portería un forcejeo entre Túñez y Toché Marta G. Brea

La temporada del ascenso

El Celta regresa a Primera con Sergio Álvarez como titular. Un jugador ya afianzado en el primer equipo que compartió protagonismo esa temporada con Yoel. Durante esa temporada histórica el de Catoira disputó 19 encuentros y encajó 14 tantos. Su alegría sobre el césped de Balaídos en la tarde del ascenso ante el Córdoba fue la de todo el celtismo.

Iago Aspas, a hombros de Sergio, celebra el ascenso a Primera Marta G. Brea

El penalti decisivo en 'O Noso Derbi'

El Dépor había regresado a Primera en la 2014-2015. Se volvía a disfrutar de 'O Noso Derbi' en LaLiga. El primero de los duelos se disputó en Balaídos. Un duelo trepidante en el que empezó mandando el Celta con tantos de Nolito y Larrivey. Pero en la segunda mitad los coruñeses se vinieron arriba tras el gol de Isaac Cuenca. En el minuto 88 Del Cerro Grande señaló penalti. Los blanquiazules iban a rescatar un punto en casa de su eterno rival. Y ahí voló Sergio para despejar el lanzamiento de Haris Mendunjanin y dejar los tres puntos en Vigo.

Recital en el Camp Nou

En esa 2014-2015 Sergio estaba de dulce y amargó a Luis Suárez su estreno en el Camp Nou con una actuación memorable. Un recital de paradas que ocupó las portadas de los diarios deportivos al día siguiente. Gracias al de Catoira, a un taconazo de Nolito y a un gol de Larrivey el Celta logró un histórico triunfo en Barcelona.

Sergio Álvarez celebra la victoria celeste en el Camp Nou Ricard Rovira

El mejor portero de la Europa League

La noche en la que el Celta hizo temblar Old Trafford quedará para siempre en la memoria del celtismo. Ahí también estuvo Sergio. Un premio para el guardameta que en Genk y en Krasnodar había sido un baluarte y que había contribuido enormemente a la clasificación a semifinales de la Europa League. Nunca antes el Celta había llegado tan lejos. El de Catoira lloró abrazado a Berizzo y a Iago Aspas después de aquel épico final ante el Manchester United. La UEFA incluyó al portero del Celta en el equipo de la temporada.

Sergio, abatidoen Old Trafford tras caer eliminado en semifinales Darren Staples

Su último partido

No se podía imaginar Sergio Álvarez que aquel frío 23 de enero en Miranda de Ebro iba a jugar su último partido con el Celta. El equipo, dirigido por Óscar García, cayó eliminado en Copa del Rey frente al Mirandés. Eso sí, el 'Gato' detuvo un penalti en el día de su despedida.

Sergio Álvarez, durante su último partido contra el Mirandés David Aguilar

Compartir el artículo

stats