Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Joselu, un trotamundos como amenaza

Joselu Mato remata a portería durante un entrenamiento con el Alavés esta temporada. |  // DEPORTIVO ALAVÉS

Joselu Mato remata a portería durante un entrenamiento con el Alavés esta temporada. | // DEPORTIVO ALAVÉS

El Celta se reencuentra el domingo en Mendizorroza con cuatro jugadores que pasaron por el club vigués: Joselu Mato, John Guidetti, Jota Peleteiro y Luis Rioja. El primero es la principal referencia en ataque del equipo que entrena Abelardo Fernández. El futbolista nacido en Stuttgart en 1990, y residente en Silleda desde los cuatro años, se ha convertido en un trotamundos desde que en 2009 fuera traspasado por el Celta al Real Madrid, que desembolsó unos 2,1 millones de euros. Joselu se convirtió así en la primera perla en abandonar A Madroa bajo la presidencia de Carlos Mouriño. Su paso por el Deportivo de A Coruña, en la temporada 2016-17, quizás impidió que entrase en la ‘operación retorno’ que los célticos emprendieron en el verano de 2019. A Riazor llegó después de un largo recorrido que le llevó a Alemania e Inglaterra. Con 31 años recién cumplidos, Joselu dice encontrarse “en el mejor momento de mi carrera”, que se resume en 383 partidos con once equipos diferentes y en los que sumó 113 goles. De ellos, ninguno al Celta, de momento. Sólo anotó uno al filial celeste: el primero que hizo con el Real Madrid Castilla. Eusebio Sacristán le llevó a la primera plantilla del conjunto vigués, en el que marcó 4 tantos en 26 partidos. El pasado 13 de marzo anotó el último por el momento, frente al Cádiz, el mismo rival con el que se estrenó como goleador celeste el 28 de noviembre de 2009 en el Carranza.

“Como delantero, lo que uno quiere es intentar hacer el número máximo de goles posibles para ayudar al equipo. Mi meta es conseguir goles que den puntos para que el Deportivo Alavés se quede en Primera División”, señalaba Joselu días atrás en una entrevista para el portal alemán Transfermarkt.

Al Celta ya se ha enfrentado como jugador del Deportivo de A Coruña y el Alavés, pero no ha tenido ocasión de celebrar ningún gol contra el equipo que le dio la oportunidad de dar el salto al fútbol profesional, después de destacar en el filial céltico. De ahí se marchó al Real Madrid Castilla y debutó con el primer equipo merengue, con el que marcó un gol en el Bernabéu. Alemania fue su siguiente destino. En su país de origen, Joselu jugó en el Hoffenheim, el Eintracht Frankfurt y el Hannover. Stoke City y Newcastle United fueron sus destinos en Inglaterra.

A sus 31 años no se plantea nada más allá de seguir jugando. “A día de hoy, creo que físicamente y mentalmente me encuentro en el mejor momento de mi carrera. Nunca había llegado a este pico de madurez que tengo ahora, por lo que cumplo todos los requisitos para poder seguir en activo mucho más tiempo, ya que es una buena edad la que ahora tengo. No pienso para nada en eso, así que tres o cuatro años no me los va a quitar nadie. No pienso ahora en retirarme ni tampoco en el futuro. No lo sé, solo quiero disfrutar al máximo de esta profesión hasta el último día. Me gustaría estar con algo vinculado con el fútbol ya que es un tema que me apasiona”, apunta quien se ha convertido en el dominador del juego aéreo en las grandes ligas europeas, aprovechando sus 192 centímetros. Sin embargo, de cabeza solo ha conseguido uno de los 7 goles que acumula en la Liga esta temporada.

El futbolista de Silleda reserva la celebración de los goles para sus dos hijos. “Celebro los goles con una doble L, que son Lucas y Leo, mis dos niños; y, bueno, siempre es una celebración para que estén orgullosos de su padre y también va vinculada a mi mujer, que es la madre de mis niños”.

Después de un largo recorrido como futbolista, Joselu dice sentirse feliz en Vitoria, donde ha coincidido con tres compañeros que también pasaron por el Celta. “Me ha dado mucho porque al fin y al cabo venía de un año sin tener minutos en Inglaterra, por lo que estoy súper agradecido de haber venido al Alavés y poder estar aquí”, añade.

Lejeune: “El Celta juega muy bien por dentro”

El Alavés prepara la cita del domingo contra el Celta pensando en que es la primera de las diez finales que le resta a los babazorros para escapar de los puestos de descenso. Y uno de los mayores peligros para evitar que los vitorianos comiencen a escalar posiciones desde la penúltima plaza de la clasificación es Iago Aspas, como ayer reconocía el zaguero francés Florian Lejeune. El moañés, que anotó un doblete histórico al Alavés el 6 de junio de 2009, suma cinco goles contra los albiazules. “El Celta es un buen equipo. Tiene jugadores muy buenos como Aspas, Denis Suárez, Santi Mina... Es un equipo completo, que juega bien, sobre todo por dentro, y con mucha velocidad arriba. Es la referencia del Celta, un jugador que siempre mete goles”, señala Lejeune en referencia al goleador moañés. El zaguero del Alavés, sin embargo, no olvida que Aspas continúa sin estrenarse como goleador en lo que va de año, tras el tanto al Huesca que cerraba 2020. “Ahora le cuesta más, pero es un jugador muy peligroso. Vamos a estar atentos todo el rato y no le podemos dejar espacio. Vamos a estar cerca y esperamos que tenga un mal día”, añade el defensa galo, que ha destacado en las últimas jornadas por su seguridad en la contención. Respecto a la cita del domingo en Mendizorrota, Florian Lejeune tiene claro el plan para superar al Celta. “La clave del partido va a ser ganar las segundas jugadas”. Considera el francés que el Alavés está jugando bien, “aunque no acompañan los resultados”, y espera que en estas diez finales que restan para los de Abelardo cambie la dinámica de resultados que les ha llevado hasta el fondo de la tabla. Su compañero Jota Peleteiro, ex del Celta, recordaba ayer en las redes sociales la próxima cita: “Se viene un partido especial”, subrayaba el de A Pobra do Caramiñal.

Compartir el artículo

stats