Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nuevos vientos que agitan las ramas

Óscar García, que no cree en un once tipo, ha utilizado a 18 de los 24 jugadores del plantel en los tres partidos que ha dirigido al Celta - La defensa y Aspas son los únicos que han disputado todos los minutos

Óscar García aprovecha el cambio de Pione Sisto por el 'Toro' Fernández para dar instrucciones a Iago Aspas durante el partido del Celta contra el Valladolid. // Marta G. Brea

Óscar García aprovecha el cambio de Pione Sisto por el 'Toro' Fernández para dar instrucciones a Iago Aspas durante el partido del Celta contra el Valladolid. // Marta G. Brea

El celtismo no tendrá ocasión de citar de memoria el once de su equipo mientras Óscar García diriga al conjunto vigués. El entrenador catalán es contrario a apostar por una alineación tipo y de ahí que haya comenzado a agitar las ramas en la plantilla. En los tres partidos que ha dirigido al Celta (Barcelona, Villarreal y Valladolid), Óscar García ha utilizado a 18 de los 24 futbolistas de la plantilla. La defensa es la única línea estable para el sabadellense. Así, Hugo Mallo, Joseph Aidoo, Néstor Araújo y Lucas Olaza han disputado todos los minutos de los tres últimos compromisos de LaLiga. Solamente Iago Aspas iguala a los cuatro zagueros como imprescindible por el momento para el preparador que a principios de noviembre reemplazó a Fran Escribá. Entre los más utilizados por Óscar García destacan Pape Cheikh y Pione Sisto, infrautilizados por el preparador valenciano y ahora titulares con el sabadellense.

"Para mí es contraproducente tener un once y no moverte de ahí. Esta es una plantilla donde cualquiera puede jugar, cualquiera puede tener la oportunidad y lo que les pido a los jugadores es que estén preparados, porque si un jugador que no juega, no está preparado para cuando se le necesita, ese jugador va a contar menos para el entrenador y yo quiero que todos cuenten", proclamaba el jueves pasado Óscar García sobre sus preferencias como técnico en relación a la composición de los onces titulares.

De hecho, no ha repetido en ninguna de las tres alineaciones que ha presentado desde su llegada a Balaídos. Es verdad que tras su estreno en el Camp Nou perdió a Rubén Blanco y a David Juncà por lesión. Así, una semana después ante el Villarreal presentó tres novedades en el once inicial: Sergio Álvarez, Denis Suárez y Brais Méndez. Los dos últimos habían jugado los últimos minutos ante el Barça y Óscar García premió la buena actuación de ambos con la titularidad.

Además de mover continuamente en árbol, en función del estado físico y anímico de los futbolistas, el técnico sabadellense apuesta también por premiar a los suplentes que aprovechan los minutos que les concede. "Lo que les pido siempre a los suplentes es que, cuando entren se note, se note el para qué y el por qué han salido", comentaba la noche del viernes tras el empate sin goles ante el Valladolid.

En su tercer partido al frente del Celta, Óscar García solo realizó un cambio en el once inicial con respecto al que había ganado en Villlarreal. El premio recayó en Santi Mina, que venía de superar una lesión. Ante los vallisoletanos también tuvieron su oportunidad, Fran Beltrán, Rafinha Alcántara y el 'Toro' Fernández, a los que el técnico reconoció su esfuerzo en los minutos finales.

"Estoy muy contento con los tres jugadores que han salido del banquillo, sobre todo con el 'Toro', que está entrenando muy bien. Se merece muchos más minutos de los que está disputando. Sabe que tiene competencia pero estoy muy contento con él. El 'Toro' se merece estos minutos. Tal y como ha jugado, me ha demostrado que es un jugador que puede ser muy útil para nosotros. Fran ya venía jugando más habitualmente. Rafa ha jugado los últimos 20 minutos porque sabíamos que todo el partido no podía aguantarlo, porque viene de una lesión larga", explicaba el preparador del Celta sobre la aportanción de l 'Toro' Fernández, Fran Beltrán y Rafinha Alcántara ante el Valladolid, que supo aguantar la avalancha de juego ofensivo de los célticos para poder llevarse un punto de Balaídos.

El centrocampista brasileño del Celta reaparecía tras sufrir un golpe en la rodilla ante el Betis. Sustituyó a un Denis Suárez que continúa por debajo del rendimiento de las primeras jornadas de LaLiga. Óscar García dijo al presentarse en Vigo que esperaba "mucho más" de ambos futbolistas. A Rafinha lo entrenó en el juvenil Barça, donde llegó a utilizarlo incluso como falso nueve. Si le respetan las lesiones, el '12' del Celta puede ser uno de los fijos en el once del sabadellense, que ha rescatado a Pape Cheikh y a Pione Sisto, con los que no contaba Escribá. Ambos llevaban tiempo sin encadenar tres jornadas como titulares. El hispano-senegalés, desde el curso 2016-17, en las jornadas finales, con Berizzo en el banquillo. El danés-sursudanés, por su parte, no asomaba por el equipo titular con tanta frecuencia desde el arranque de la pasada temporada, con Mohamed.

Con Iván Villar y Beauvue, lesionados, Kevin Vázquez, Okay Yokuslu, Jorge Sanz y Juan Hernández son los que restan por jugar con el nuevo entrenador, que parece decantarse por David Costas como tercer central. La ausencia del centrocampista turco sigue llamando la atención, pues suma seis partidos sin jugar. "A Okay lo valoro por lo que hace en el terreno de juego, que es mi función. Mientras esté comprometido en los entrenamientos, vea que entrena bien y que hace lo que le pedimos, es uno más", apunta Óscar García, que ha llegado a Vigo con la fuerza de un nuevo viento que agita las ramas de un equipo que necesitaba cambios.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats