Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los flecos pendientes de Denis Suárez

El jugador aguarda en Vigo el cierre de su fichaje, única opción que maneja

Denis Suárez y su entorno se encuentran a la espera de la resolución de las negociaciones que el Celta y el Barcelona mantienen estos días para intentar cerrar las cifras y las condiciones de pago del traspaso del centrocampista de Salceda de Caselas al conjunto vigués. El futbolista se encuentra en Vigo pendiente de las novedades que puedan surgir con respecto a la negociaciones, pues el fichaje podría concretarse en las próximas horas teniendo en cuenta las urgencias del club catalán por cuadrar el balance económico de la temporada recién concluida y para el que necesita generar más ingresos por la venta de jugadores. En Can Barça ya resolvieron el traspaso de Cillessen al Valencia, por 35 millones, y ahora confían en recaudar alrededor de 15 millones más por los derechos federativos del centrocampista gallego, que ya ha cerrado el acuerdo con el Celta sobre las condiciones del contrato que le espera en Vigo.

Celta y Barcelona prosiguen las negociaciones sobre las cantidades del traspaso y la forma de pago del mismo por parte del club vigués, única opción que maneja Denis Suárez después de que el Valencia dejase de interesarle su fichaje. El equipo levantino prefiere intentar la incorporación de otro barcelonista, Rafinha Alcántara, a pesar de que su técnico apostaba por el salcedense, al que había dirigido en el Villarreal.

La renuncia del Valencia llevó a Denis Suárez a dar el paso definitivo de comprometerse con el Celta y regresar al club en el que formó parte de su cantera y que en el verano del 2012 lo traspasó al Manchester City por un millón de euros. Tras debutar en el club inglés, fue adquirido por el Barcelona por unos 5 millones. Éste lo cedió al Sevilla y después lo traspasó al Villarreal, pero se reservó una opción de recompra por unos 3,25 millones de euros. A continuación, pasaría dos años y medio en el primer equipo azulgrana, pues el pasado enero volvió a marcharse a préstamo. Esta vez al Arsenal, que renunció a su opción de compra por 20 millones.

Desde Valencia se apuntaba el jueves que el club catalán solicitaba 16 millones y dos más en variables. La premura en hacer caja reduciría las pretensiones económicas de Barça cuando el Celta le comunicó su interés por el salcedense. El traspaso de Denis al equipo vigués se negocia sobre unos 15 millones de euros, pero el club catalán también valora la forma de pago. Necesita dinero para cuadrar sus cuentas.

Compartir el artículo

stats