La Mancomunidade convoca un pleno con la gobernabilidad todavía en el aire

El PSOE comarcal no se ha reunido aún con el BNG ni con José Aspérez para resolver sus diferencias | La sesión de lunes es para acudir con un proyecto a los fondos europeos

Marta Giráldez, en el centro, conversa con sus compañeros del PSOE, con los dos representantes del BNG a la izquierda. |   // NOÉ PARGA

Marta Giráldez, en el centro, conversa con sus compañeros del PSOE, con los dos representantes del BNG a la izquierda. | // NOÉ PARGA / A.Martínez

La Mancomunidade do Salnés celebra el lunes de la próxima semana un pleno ordinario. La sesión no debería generar excesivos sobresaltos, ya que el único punto de la orden del día es aprobar la presentación de un proyecto al Perte del agua. Pero el órgano comarcal sigue inmerso en un ambiente político enrarecido, y con su gobernabilidad en el aire.

La alcaldesa, Marta Giráldez, y con ella el grupo de izquierdas, accedieron a la presidencia del ente comarcal gracias al apoyo del concejal independiente de Meaño, José Aspérez. Los socialistas ofrecieron a este último la vicepresidencia del órgano comarcal, un cargo en la práctica honorífico, pero que permite tener un cierto peso en el trabajo de la organización. Pero el BNG también aspiraba a la vicepresidencia, y el conflicto estalló en el pleno de investidura.

Marta Giráldez fue nombrada presidenta, pero la vicepresidencia quedó vacante. Aspérez se sintió traicionado y ninguneado por la izquierda. En un pleno posterior, el Bloque volvió a votar distinto del PSOE en lo relativo a la cuantía de las indemnizaciones por asistencia a pleno, evidenciando que tampoco en esta ocasión se habían negociado con tiempo suficiente entre las diferentes fuerzas políticas los asuntos que iban a votarse en la sesión.

Desde entonces, no ha habido reuniones para tratar de limar asperezas y acercar posturas, tal y como reconoce la propia Marta Giráldez. Afirma que tanto ella como el alcalde de Vilagarcía, Alberto Varela, hablaron antes del pasado pleno con José Aspérez y que le hicieron una propuesta. “Estamos esperando a que nos responda”, declaró ayer la presidenta comarcal.

Aspérez, por su parte, se muestra tranquilo. Afirma que no ha habido ninguna reunión seria y sosegada con la izquierda para tratar de acercar posturas, y que en todo caso, “tampoco me corresponde a mí pedirla”. Y recordó que ahora mismo no tiene compromiso alguno con nadie, y que en consecuencia votará en los próximos plenos con absoluta libertad.

En todo caso, Marta Giráldez afirma que la “Mancomunidade está funcionando perfectamente” y que tampoco es vital para el organismo resolver ya el asunto de la vicepresidencia. En cuanto a la eventual presentación de una moción de censura por parte del PP, la alcaldesa de Meis animó a “dejar al margen la ideología” y a “mantener el consenso” en el seno de la Mancomunidade, “que es una unión voluntaria de Ayuntamientos”.

También recordó que los estatutos de la Mancomunidade no contemplan la moción de censura, y que existen resoluciones administrativas del Gobierno desautorizándolas. “Es un tema discutible jurídicamente”, añadió.

En todo caso, también emplazó al PP a la prudencia. “Espero que no se usen fondos de otras administraciones, que son fondos de todos los ciudadanos, para comprar votos en la Mancomunidade”.

Perte del agua

Los ayuntamientos de O Salnés quieren presentarse a los fondos europeos del Perte del agua y lo harán con un proyecto para ampliar el número de contadores y sensores que tiene la red de abastecimiento. Esto ayudará a mejorar la eficiencia de la red, al detectar antes las fugas y permitir de este modo subsanarlas y reducir el volumen de agua que se pierde.

La Mancomunidade está pendiente de dos grandes obras hidráulicas, como son la ampliación de la estación depuradora de Treviscoso y la renovación de la tubería general de abastecimiento a O Grove. Ha pedido ayuda económica a la Xunta de Galicia para ambas actuaciones, pero por ahora sin éxito.