El comercio se vigila mejor desde la moto

La Policía Nacional de Vilagarcía se motoriza

El inspector jefe, Luis Hombreiro, y uno de sus agentes charlan con los vecinos durante la salida inaugural de las motos.

El inspector jefe, Luis Hombreiro, y uno de sus agentes charlan con los vecinos durante la salida inaugural de las motos. / M. Méndez

Manuel Méndez

Manuel Méndez

La Policía Nacional estrenó ayer las dos primeras motocicletas de este cuerpo en la ciudad de Vilagarcía.

La incorporación de esta unidad motorizada, como se había anunciado en FARO DE VIGO hace unos días, constituye, por ejemplo, un refuerzo fundamental para la campaña “Comercio seguro” ahora que se aproxima la Navidad, ya que van a emplearse, sobre todo, para patrullar las zonas peatonales y/o comerciales de la localidad, con especial incidencia en el centro urbano.

Las motocicletas y sus pilotos en la plaza de Galicia, ayer. |   //  M. MÉNDEZ

Las motocicletas y sus pilotos en la plaza de Galicia, ayer. / M. Méndez

Precisamente fueron estrenadas ayer aprovechando que el buen tiempo y la celebración del mercadillo de los martes animaban las calles, registrándose una notable presencia de ciudadanos en dichas zonas comerciales de la ciudad.

La misma, por cierto, que albergaba un acontecimiento tan importante como el partido de fútbol entre el Arosa y el Valencia correspondiente a la Copa del Rey.

De ahí que las motos integraran ese dispositivo de seguridad en el entorno del campo de fútbol de A Lomba, después de haberse dejado ver durante todo el día por la plaza de Galicia, la calle de Arzobispo Lago, Alcalde Rey Daviña, A Mariña y tantas otras.

La patrulla motorizada en la plaza de Galicia.

La patrulla motorizada en la plaza de Galicia. / M. Méndez

El servicio inaugural de la patrulla motorizada también se prestó en el paseo marítimo que conduce desde el centro de Vilagarcía hacia Carril, pudiendo comprobar los pilotos que “son motos de una gran maniobrabilidad que van a ser enormemente útiles, ya que se adaptan a la perfección a una ciudad llana como la nuestra”.

Luis Hombreiro

Quien así se explica es uno de los pilotos que ayer estrenaron las motos y, a la vez, el inspector jefe de la Comisaría vilagarcina, Luis Hombreiro.

Aficionado al mundo del motor y, sobre todo, un apasionado de las motos –es motero–, Hombreiro convirtió la reivindicación de esta unidad motorizada en una de sus principales reivindicaciones en cuanto ocupó el puesto.

Y las solicitó no por capricho, sino porque está “plenamente convencido de que pueden ser un complemento perfecto para luchar contra la delincuencia”.

Finalmente logró su objetivo y no descarta incorporar alguna moto más en el futuro, ya que “pueden ser realmente útiles para realizar nuestro servicio y proteger a los ciudadanos”.

Se trata de dos Honda Deauville 650, una moto capaz de alcanzar los 170 kilómetros por hora y “resulta enormemente cómoda y versátil, además de ser altamente manejable en las zonas peatonales”, apostilla Luis Hombreiro.

El mismo, por cierto, que se encargó de coordinar el dispositivo de seguridad antes aludido, con motivo del esperado encuentro copero que se disputaba desde las nueve de la noche en A Lomba.

Un operativo que se hizo notar desde primeras horas de la mañana, toda vez que no solo patrullaba la unidad motorizada, sino que había otros muchos agentes uniformados y de paisano desplegados por Vilagarcía.

Lógicamente, se acentuó por la tarde, sobre todo con la presencia de los antidisturbios y otros efectivos de seguridad.