Condenan a tres años y medio de cárcel al extesorero de los comuneros de Cea

El exdirectivo deberá abonar 385.000 euros a la comunidad de montes en concepto de indemnización | J.L.V.G. cobró cheques y pagarés falsificados o sin la firma del presidente

Asamblea de la comunidad de montes de Cea.

Asamblea de la comunidad de montes de Cea. / Iñaki Abella

La sección cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra ha condenado al extesorero de la comunidad de montes de Cea (Vilagarcía) a tres años y medio de cárcel como autor de un delito continuado de apropiación indebida, en concurso con un delito continuado de falsedad en documento mercantil. El tribunal, que tuvo en cuenta la circunstancia atenuante de dilaciones indebidas, también ha impuesto a J.L.G.V. el pago de una indemnización de 384.899 euros a la comunidad de montes, cifra que se corresponde con la cantidad desfalcada.

El tribunal relata en la sentencia que el condenado ejerció, desde 1991 hasta el 16 de enero de 2015, como tesorero de la Comunidade de Montes Veciñais en Man Común de San Pedro de Cea, por lo que se encargaba de la gestión del dinero. La sala considera probado que entre 2005 y 2014, actuando como tesorero y con ánimo de obtener un ilícito beneficio, J.L.G.V. cobró cheques y pagarés al portador emitidos por la comunidad de montes, pese a que tenían que ser firmados tanto por el presidente de la entidad como por el tesorero.

Sin embargo, según la sentencia, el investigado los cubría íntegramente, los cobraba y se quedaba con el dinero, sin destinarlo a los gastos de la comunidad de montes, apoderándose, de esta forma, de casi 385.000 euros a lo largo de una década.

Los magistrados también consideran probado que el 5 de junio de 2012, con ánimo de obtener ilícito beneficio, transfirió 4.000 euros desde una de las cuentas de la comunidad que gestionaba en calidad de tesorero a la cuenta bancaria de su esposa. Esa cantidad fue devuelta a la agrupación vecinal cuando los hechos fueron descubiertos. Poco después, además, él dejó el puesto en la directiva.

Como consecuencia de todo ello, según el fallo, la Comunidad de Montes Veciñais en Man Común de San Pedro de Cea se quedó sin fondos en las cuentas bancarias para hacer frente a los pagos debidos, a los que pudo hacer frente posteriormente de forma aplazada. La sentencia no es firme, pues contra ella cabe presentar recurso ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG).

Rebaja de condena

El juicio se celebró en Pontevedra a finales de septiembre pasado, y la condena impuesta al exdirectivo es inferior a la que solicitaba inicialmente el fiscal, y que ascendía a seis años de cárcel. Esta fue también la petición formulada por el abogado de la acusación particular, pero la pena final de cárcel es menor debido a las dilaciones.

La esposa del procesado también figuró como investigada durante la instrucción en los Juzgados de Vilagarcía, pero finalmente el Ministerio Público interesó el sobreseimiento de la causa respecto a ella, “pues no hay motivos suficientes para formular acusación”.

Según el fiscal, el extesorero se aprovechó de la confianza que habían depositado en él los comuneros debido a su dilatada trayectoria en la junta rectora. En la sentencia se considera probado que en unos casos el procesado falsificaba la firma del presidente de la comunidad de montes para cobrar los cheques y pagarés, mientras que en otros anotaba una cantidad económica mayor después de que el presidente ya hubiese firmado.

El abogado defensor del extesorero solicitó la libre absolución, argumentando que no podía probarse que la firma que aparecía en los documentos fuese la de su patrocinado. Sin embargo, dos peritos grafológicos apuntaron en la dirección contraria, mientras que otros testigos de la acusación también aportaron indicios que no beneficiarían las tesis de la defensa.