Más peregrinos en la Variante Espiritual y el Camiño Portugués que en año Xacobeo

Ambas rutas han igualado ya la cantidad de personas que las recorrieron camino de Santiago en 2022 | El éxito estaría en el boca a boca y en la promoción exterior

Peregrinos en el Camiño Portugués a su paso por Valga.

Peregrinos en el Camiño Portugués a su paso por Valga. / Iñaki Abella

A. G.

El Camiño de Santiago ha adquirido una importancia que va mucho más allá de cuestiones religiosas, convirtiéndose en una opción de encontrarse a uno mismo, o incluso, de ocio diferente a las propuestas que se pueden encontrar. Tal es así que, cada año que pasa, sigue creciendo de forma que, este 2023, pasará a la historia como el año en el que más peregrinos han recorrido el Camiño Portugués y la Variante Espiritual, más incluso que en 2022, que fue el año Xacobeo extendido después de la pandemia.

Así lo reconoce Celestino Lores, presidente de la Asociación de Amigos do Camiño Portugués, una de las personas que mejor conoce todos los flujos de peregrinos que atraviesan esa ruta y sus diferentes variantes. A día de hoy, han pasado a cubrir la Compostelana un total de 139.158 peregrinos, a los que hay que añadir unos 10.000 más que, por diferentes circunstancias no se han detenido en Pontevedra, lo que significa que estamos en cifras del pasado año cuando todavía nos queda por delante algo más de un mes, tiempo que no suele ser el momento más importante del año pero que va a hacer crecer estas cifras en cinco o seis mil personas más”.

Este crecimiento lo achaca Lores a la gran promoción que se está acometiendo para dar a conocer el Camiño Portugués y sus diferentes variantes, especialmente en el extranjero. No en vano, “un alto porcentaje de esos peregrinos son de otras nacionalidades que no vienen tanto por el Xacobeo como por llegar a Santiago, dándole un poco igual el año”. A ello, añade Lores, el Camiño Portugués “es una ruta que gusta y sienta bien, con muchas empresas dedicadas a ofrecer servicios a los peregrinos”. Además, Lores siempre insiste en el hecho de que el Camiño de Santiago “es un camino totalmente seguro, con la gran cantidad de personas que transitan por el, apenas se registran incidencias, y eso da mucha seguridad, además de que tan solo precisas de tus pies para recorrerlo”.

La Variante Espiritual, que se desvía en Campañó hacia el puerto de Vilanova atravesando Poio y Armenteira también ha eclosionado este año, tal y como apunta Víctor Abal, responsable de la gestión del albergue de Armenteira. Aunque no lleva el cálculo tan exacto de personas que han pasado por delante del albergue, sus cálculos señalan que “están entre los 20.000 y los 25.000 peregrinos, una cifra que supera incluso a un año tan bueno como fue el anterior, donde se celebraba el Xacobeo”.

Abal atribuye este éxito a que “Santiago está de moda y creo que va a ser algo que se extenderá durante muchos años porque es universal y atrae a personas de todo el mundo”. En el caso de la Variante, Abal reconoce que “los peregrinos siguen interesándose mucho por ella, preguntan en los albergues y quieren información sobre la posibilidad de recorrer parte del camino en barco, por eso creo que vamos a seguir creciendo en el futuro”.

Un efecto desestacionalizador para el turismo

Pocas iniciativas turísticas que se han planteado en la comarca tienen un efecto tan desestacionalizador para el turismo como es el Camiño de Santiago. Esto se demuestra en el hecho de que la afluencia de peregrinos no se ha centrado tan solo en los meses centrales del verano, sino que se extiende, al menos, durante seis meses. Celestino Lores recuerda que “el mes en el que hemos tenido un mayor número de peregrinos ha sido septiembre, cuando pasaron por el Camiño Portugués un total de 22.000 personas por los 21.000 de agosto o los 17.500 de julio”. Todavía a estas alturas del año continúan llegando peregrinos, algo en lo que hace hincapié Víctor Abal al señalar que “nosotros todavía tenemos el albergue con las puertas abiertas y siempre va llegando alguno, evidentemente, menos que en verano, pero más de lo que podíamos esperar con el diluvio que estamos soportando y con la lluvia provocando la crecida de ríos que inundan parte del camino”.

[object Object]

¿Pueden crecer todavía más el Camiño de Santiago y la Variante Espiritual de O Salnés? Esa es la pregunta que se realiza todo el mundo y en la que existen muchas divergencias ya que para algunos, el Camiño Portugués está muy cerca de su tope, mientras que para otros rutas como la Variante Espiritual todavía tienen mucho potencial por explotar. Celestino Lores es de los que opina que el Camiño Portugués ya ha crecido prácticamente todo lo que debería crecer. “Es mi opinión, pero creo que la oferta pública y privada de camas es más que suficiente y, salvo en los meses de julio, agosto o septiembre, el resto del año soporta con bastante solvencia la carga de peregrinos, por eso considero que poco más puede subir, lo veo bastante difícil ya que nos encontramos en cifras muy importantes, pasando en treinta años de 500 peregrinos al año a ser cerca de 150.000 solo por el Camiño Portugués”, señala. En esa opinión, Víctor Abal discrepa, ya que considera que la Variante Espiritual tiene todavía mucho que seguir creciendo. “Estoy convencido que la Variante puede crecer muchísimo más todavía, sobre todo porque la gente ha comenzado a planificar muy bien sus etapas y ya elige otros puntos de parada que no son Pontevedra-Armenteira-Vilanova, sino que se está extendiendo mucho más como ocurre con Ponte Arnelas, donde están abriendo albergues”, comenta. Abal siempre ha defendido la necesidad de incrementar el número de camas para peregrinos, no solo en la Variante, sino también en la Ruta Padre Sarmiento. De hecho, continúa Abal, “se de peregrinos que decidieron no realizar la Variante Espiritual porque se encontraron con la imposibilidad de contar con un alojamiento, por eso es necesario que se incrementen esos números”.