Aumentan los delitos de índole sexual en Vilagarcía y se disparan los hurtos

Los datos oficiales revelan que se pasó de 942 casos en el primer semestre de 2022 a 1.039 en el mismo período de este año EHubo 9 robos con violencia o intimidación

Un operativo policial en la céntrica calle peatonal de Rey Daviña de Vilagarcía. |   // FDV

Un operativo policial en la céntrica calle peatonal de Rey Daviña de Vilagarcía. | // FDV / REDACCIÓN

Antonio Touriño

Antonio Touriño

Vilagarcía es una ciudad segura como confirma la última estadística sobre criminalidad que acaba de publicar el Ministerio del Interior que revela, sin embargo, un aumento del 10,3% de la delincuencia, sobre todo en lo referido a los hurtos y otros delitos considerados convencionales durante el primer semestre de este año en relación con el mismo período de 2022.

A esta conclusión puede llegarse al observar parámetros que constatan que en ninguno de los dos períodos analizados se ha contabilizado ni un solo caso de homicidos dolosos o asesinatos consumados ni en grado de tentativa y tampoco se han registrado secuestros; al tiempo que los casos de drogas han disminuido considerablemente en el presente ejercicio, con solo tres supuestos frente a nueve operaciones el año anterior.

Pero sí es preocupante el considerable incremento de los delitos de agresión sexual, pues al pasar los ataques de 4 a 6 en dicho período supone que haya un 50% más de casos, mientras que en los que hubo penetración bajaron de 3 a 2, o sea un 33,3% menos. Con todo en otro apartado se incluyen bajo el título “resto de delitos contra la libertad sexual” otros cuatro casos en el presente año frente a uno del primer semestre de 2022, lo que implica que aumenta en un 300%, que puede atribuirse a las tecnologías.

Tampoco es positiva la casilla referente a los robos con violencia e intimidación pues pasan de 7 a 9, lo que implica un aumento del 28,6%; mientras que los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones también son más numerosos al pasar de 32 a 38 en el medio año que se analiza. En contrapartida bajan los robos en domicilios de 20 a 14, un 30% menos.

De menor relevancia es el incremento del número de robo de vehículos pues se ha pasado de 4 a los 5 del último semestre, es decir casi uno al mes.

En el apartado del resto de criminalidad convencional también se observa un aumento relativamente importante, pues de 486 casos se ha pasado a 588, lo que supone un 21% más.

Respecto a la cibercriminalidad se ha notado una caída relativamente importante del 40,1% al pasar de 222 casos a 133. En este apartado las estafas informáticas se desplomaron de 198 a 113 casos mientras que los restantes ciberdelitos pasaron de 24 a 20 (16,7% menos).