Las "vacas desbrozadoras" se abren camino

Las cachenas se consolidan en la lucha contra el fuego

Manuel Castro, presidente de los comuneros, junto a las vacas. |   //  FDV

Manuel Castro, presidente de los comuneros, junto a las vacas. | // FDV

Manuel Méndez

Manuel Méndez

El proyecto de los comuneros de San Vicente de O Grove consistente en usar ganado para adecentar sus montes y obtener ingresos extra no solo está plenamente consolidado, sino que tiende a expandirse.

Tanto es así que la entidad comunal que preside Manuel Castro se dispone a habilitar una nueva superficie en la que dejar pastar libremente a sus vacas cachenas; una treintena de ejemplares que suponen una fuente de ingresos importante para los comuneros, gracias a la venta de carne, y a que, al mantener limpio el terreno forestal, contribuyen de manera decisiva a prevenir incendios.

Protección de la raza

comunidad de montes vecinales en mano común de San Vicente,
sirve para dar a conocer y proteger a esta raza autóctona
La ganadería de los comuneros de San Vicente pastando en los montes de la parroquia.

La ganadería de los comuneros de San Vicente pastando en los montes de la parroquia. / M. Méndez

Son 28 las cabezas de ganado existentes en la actualidad, entre ellas el toro que capitanea la manada y trece crías, nacidas este mismo año.

Se las conoce por pastar en los montes de Con da Hedra, Coanlleiras y Agruídos. Pero pronto se dejarán ver por otras parcelas comunales, ya que el plan de expansión antes aludido contempla el desbroce y acondicionamiento de nuevas parcelas.

Siembra de hierba

Una vez adecentado esos terrenos se sembrará hierba y se permitirá el acceso de las cachenas, que de este modo se ocuparán del mantenimiento posterior del terreno de una forma totalmente natural.

Cachenas pastando en Con da Hedra.

Cachenas pastando en Con da Hedra. / M.M.

Esto es tanto como decir que se encargarán de controlar el crecimiento de matorral y de frenar la expansión de especies invasoras como las acacias.

Por estas y otras ventajas, incluida la prevención de incendios, se puso en marcha este proyecto hace ya muchos años, de manos del propio Manuel Castro y quienes lo precedieron en el cargo, como Manuel Ochoa o Jesús Otero Pombo.

Expansión

“Ahora toca seguir trabajando y permitir que el proyecto se expanda dando acceso a las vacas a otros terrenos comunales”, reflexionaba ayer el propio Manuel Castro, mientras mostraba con orgullo algunas de las reses.

El presidente de los comuneros y sus vacas.

El presidente de los comuneros y sus vacas. / M.M.

“Están más sanas y fuertes que nunca porque se alimentan bien y las cuidamos mejor”, bromeaba el presidente de los comuneros cuando se refería a este y otros proyectos comunales de pronta ejecución.

Con caballos

También aludió a algunas acciones descartadas, como la creación de una ganadería mixta formada por vacas cachena y caballos.

Los comuneros lo intentaron hace tiempo, pero los animales no acababan de entenderse.

Algunos de los animales.

Algunos de los animales. / M.M.

“Pero seguimos buscando otras formas de sacar el máximo rendimiento a los montes en beneficio de toda la parroquia y del conjunto de O Grove –añadió Castro–; muy especialmente en favor de los comuneros de San Vicente”, que representan actualmente a alrededor de “110 casas abiertas”.