Más de 200 personas se citan en Catoira para reiterar su oposición a la pirotecnia

El alcalde Xoán Castaño compromete su apoyo a los vecinos y tilda de sinvergonzonería que la empresa haya obtenido los permisos | El asunto se dirimirá en el juzgado

Un momento de la cadena humana en torno a la pirotecnia. |   // NOÉ PARGA

Un momento de la cadena humana en torno a la pirotecnia. | // NOÉ PARGA / A.Martínez

Más de 200 personas se dieron cita a media mañana de ayer en el lugar de Perneto, donde se ha construido un almacén para productos pirotécnicos. La asociación sociocultural Coaxe convocó un acto de protesta contra este proyecto, y los vecinos formaron una cadena humana para expresar su oposición al referido almacén. “Tenemos que pararlo, porque esto es un peligro”, manifestó una de las integrantes del colectivo.

Un momento de la cadena humana, en torno al almacén. |   // NOÉ PARGA

Los vecinos portan pancartas y cruces para expresar su malestar con el proyecto. | // NOÉ PARGA / A.Martínez

El acto contó con el respaldo explícito del grupo de gobierno de Catoira, representado por su alcalde, el nacionalista Xoán Castaño. “Los vecinos van a luchar hasta el final y yo me comprometo a estar con ellos, pase lo que pase”.

Una empresa promueve la construcción de un almacén en una zona de monte de Catoira, pero en la solicitud de permiso ante la Consellería do Medio Rural señaló que la finalidad del cobertizo era la de guardar aperos de labranza, mientras que a la Subdelegación del Gobierno sí le habría comunicado su intención de guardar productos de pirotecnia. El asunto se ha judicializado, y está en manos del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Pontevedra.

Pero, mientras tanto, los vecinos siguen protestando para que las administraciones tengan muy presente que no van a parar hasta que el proyecto de la pirotecnia esté enterrado. Para ello, la asociación sociocultural de Coaxe convocó la cadena humana de ayer. Los asistentes llevaron carteles y pancartas, y vistieron las camisetas expresamente diseñadas para esta campaña.

Xoán Castaño ha manifestado que la protesta, “fue un éxito de participación y de reivindicación”, y que “los vecinos de Dimo, de Coaxe, de toda Catoira tienen derecho a vivir sin miedo, a poder pasear por el monte y a trabajar en sus fincas sin miedo”. Muy crítico con las administraciones que autorizaron la documentación presentada por la empresa de la pirotecnia, el alcalde de Catoira considera que “alguien tendrá que pagar por este desastre”, y que si no se arregla “esta sirvengonzonería”, la Xunta y la Subdelegación del Gobierno deberán editar un manual, “sobre como burlarse de las administraciones”.