Ayúdanos a ayudar ¡Suscríbete! Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La transformación de Vilaxoán sigue adelante tras la reforma de la calle Sobrán

Los trabajos fueron financiados por la Diputación, que aportó cerca de 600.000 euros del Plan Concellos | Se da prioridad a las personas en los más de 4.000 metros cuadrados

Santos Héctor Rodríguez y Alberto Varela visitaron ayer la remodelación de la calle Sobrán. Iñaki Abella

Santos Héctor Rodríguez, diputado provincial, y Alberto Varela, alcalde de Vilagarcía, estuvieron ayer en la calle Sobrán de Vilaxoán después de que haya sido transformada según los parámetros del modelo de actuación que pregona la Diputación de Pontevedra en los espacios públicos. Estos parámetros pasan por dar mayor presencia a los peatones y limitar la presencia de vehículos, un modelo que se puede ver en otras obras, como las que la institución provincial está realizando en A Illa en estos momentos.

Las obras de la calle Sobrán fueron financiadas íntegramente con cargo al Plan Concellos, a través de una aportación superior a los 600.000 euros. Con ellos se han podido recuperar 4.000 metros cuadrados par alas personas y renovar servicios en el entorno, dando respuesta a una amplia demanda vecinal, ya que la calle presentaba un importante deterioro estético y funcional. Fuer precisamente en esa situación en la que profundizó el alcalde de Vilagarcía, recordando que “aquí no había ni aceras y ahora tenemos un espacio que ha ganado en funcionalidad y en vistosidad”.

Las obras en la calle Sobrán afectaron a un tramo de cerca de medio kilómetro entre la iglesia de San Martiño, donde trabajaron los arqueólogos buscando ADN que certificase la procedencia gallega de Cristóbal Colón, y el cruce con la calle que da acceso al colegio de Faxilde. Bajo tierra, la mayor parte de la inversión se dedicó a renovar las redes de saneamiento y abastecimiento que, por su antigüedad, sufrían atascos y fugas de forma continuada, causando cortes de agua. Además, se enterraron los servicios de electricidad, telefonía y alumbrado público, instalándose ademas una nueva iluminación con LED.

Ya en la superficie, se renovó el pavimento de la vía, que presentaba fisuras, grietas y baches. Se diseñó una plataforma única con preferencia peatonal con la velocidad limitada a 20 kilómetros hora para garantizar la seguridad de las personas y reducir las emisiones de dióxido de carbono. En el entorno de la iglesia, zona monumental protegida por patrimonio, la reforma tiene como protagonista principal la piedra, mientras en el segundo tramo, donde ya solo quedan viviendas, se utilizó hormigón para las aceras y asfalto para la vía.

Varela insistió en el hecho de la transformación que está sufriendo Vilaxoán en los últimos tiempos, destacando no solo actuaciones como la de la calle Sobrán, sino también la apuesta por su puesta en valor, con la creación de la ruta do Cruceiros o la Ruta do Turismo Mariñeiro. También ensalzó la colaboración que se ha encontrado en la Diputación de Pontevedra, ya que sin las aportaciones de esta entidad “esto no habría sido posible”.

Compartir el artículo

stats