Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La intrahistoria de la explosión del local comercial de la calle Castelao

Según su testimonio, el hombre estaba manipulando un soplete de gas y se le soltó la manguera | La propietaria asegura que iba a ser desalojado en noviembre porque "nunca me pagó"

El suceso ocurrió en las galerías de la calle Castelao más cercanas a Vista Alegre. Pablo Hernández

Una deflagración ayer por la mañana en las galerías de la calle Castelao más próximas a Vista Alegre causó un gran revuelo en Vilagarcía. La explosión reventó el altillo del local en el que se produjo y obligó a desalojar los demás bajos, entre ellos una concurrida cafetería. Pese a la alarma generada y al intenso humo que inundó todo el pasillo de las galerías, no hubo que lamentar daños personales. Ni siquiera el hombre que supuestamente estaba manipulando un soplete de gas dentro del establecimiento –según su versión– resultó herido. Salió completamente ileso.

Los efectivos revisan los daños en el inmueble. Pablo Hernández

Aunque la Policía Nacional descarta que el inmueble donde se originó el incendio funcionase como un centro de distribución de droga al menudeo, vecinos y comerciantes advierten del “mal ambiente” que llevan sufriendo meses.

Una explosión en el centro de la ciudad alarma e indigna a los vilagarcianos

Una explosión en el centro de la ciudad alarma e indigna a los vilagarcianos Manuel Méndez

La dueña: "Di de baja la luz hace dos o tres meses"

La propietaria del local asegura que denunció judicialmente su “okupación” y que el desahucio estaba previsto para el 16 de noviembre. “Yo alquilé el local a otra persona a través de una agencia, pero como no me pagaba esperé el tiempo prudencial para echarlo y al llegar esa fecha le pasó las llaves al hombre que estaba ahora, con el que no firmé ningún contrato. Ya hace dos o tres meses que di de baja la luz y el agua nunca llegó a estar de alta”, manifiesta la dueña, visiblemente afectada con lo ocurrido: “Menos mal que no sucedió ninguna desgracia”, respira.

Los bomberos solamente encontraron en el local una pequeña bombona de Campingaz. Pablo Hernández

Daños materiales

En cuanto a los daños materiales, los bomberos señalan que se reducen al altillo del establecimiento comercial donde tuvo lugar la explosión. La planta baja no sufrió tantos destrozos. También reventaron cristales de la cafetería de enfrente y de otro bajo en el interior de las galerías que actualmente está vacío.

“No sé cómo estoy vivo porque me reventó la botella en la mano”

“Ahora que lo pienso no sé cómo estoy vivo, porque me reventó la botella en la mano”, reflexionaba el inquilino del local incendiado a las puertas de las galerías minutos después del suceso. Según su versión, la próxima semana iba a poner en marcha un negocio de patinetes eléctricos.

La inmobiliaria no registró daños, mientras que el negocio de costura se quedó sin luminarias. La mujer que lo regenta salió del establecimiento para avisar a los efectivos de emergencias y fue en ese momento en que se produjo la deflagración. “Se salvó de milagro”, comenta un compañero.

Un Campingaz

En cuanto al origen del fuego, está por determinar, si bien los efectivos encontraron una botella de Campingaz. También había varios patinetes eléctricos, negocio al que presuntamente se dedica el inquilino.

Quejas por el difícil acceso de los vehículos de emergencias

Los vehículos de emergencias tuvieron ayer serias dificultades para acceder a la calle Castelao. El mercadillo, Arzobispo Lago en obras y los paneles de la exposición de la plaza de Galicia crearon una “ratonera” que obligó a los bomberos a dar la vuelta por Juan Carlos I. Efectivos y vecinos mostraron su profundo malestar.

Compartir el artículo

stats