La sección cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra acogerá el viernes próximo, 30 de septiembre, la primera jornada del juicio contra el exalcalde de Ribadumia, José Ramón Nené Barral, acusado de delitos de contrabando, asociación ilícita y cohecho. El juicio iba a celebrarse en julio, pero entonces se aplazó debido a la enfermedad de uno de los procesados. La vista del viernes próximo empieza a las 10 de la mañana.

Esta causa pasa por ser la más antigua de España pendiente de juzgar, puesto que la investigación se inició en 1996, y de hecho tres de los procesados ya han fallecido. El fiscal pide para Nené Barral 10 años de prisión y tres multas que suman más de 15 millones de euros. También se sentará en el banquillo de los acusados su hermano Feliciano.

El escrito de acusación sitúa a José Ramón Barral en la cúspide de una organización dedicada al contrabando de tabaco y formada por ciudadanos españoles, portugueses, holandeses, suizos, croatas, estadounidenses, británicos y polacos.

La investigación considera que Barral empleó varias embarcaciones pesqueras para introducir en la Unión Europea grandes cargamentos de tabaco de contrabando, con los que habría defraudado en solo dos años 4,3 millones de euros en impuestos.

La intervención que hizo dimitir a Barral de la alcaldía de Ribadumia en 2001 se produjo en mayo de ese mismo año, cuando se interceptó en Vigo un barco con 432.000 cajetillas.