Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El monte Castrove vuelve a tener "rapa das bestas"

Los ganaderos de Meis y Poio celebran los actos del “curro” entre mañana sábado y el domingo

Una edición pasada de la “rapa” de A Escusa, entre Meis y Poio. | // GUSTAVO SANTOS

La asociación de ganaderos del monte Castrove retoma este fin de semana su “curro”, que no celebraban con normalidad desde antes de la pandemia. La rapa propiamente dicha tendrá lugar el domingo, 20 de agosto, en el recinto de A Escusa (Poio), pero ya habrá actividades en la víspera.

Así, el sábado 19 los ganaderos recorrerán el monte para agrupar a los animales en los pastos, y ya por la noche habrá una fiesta amenizada por un “Dj”. El día grande del curro del monte Castrove es el domingo, 20 de agosto. Los actos comienzan a las 11.30 de la mañana, con la bajada de los caballos agrupados, desde el pastizal hasta el curro de San Ramón.

A la una del mediodía se celebra una misa de campaña, y tras la comida, a las 16.30 horas será el espectáculo en sí, consistente en la “rapa” de las crines de los caballos, su marcaje y la venta de los potros. La entrada es gratuita, y se da la particularidad de que cualquier asistente podrá ser “aloitador”, y ayudar así a los ganaderos en su trabajo.

Los asistentes pueden participar como "aloitadores" y la entrada es gratuita

decoration

Los actos continúan al atardecer, con el sorteo de dos potros (a las 20.30 horas), y la jornada concluye a las nueve de la noche con la suelta de los caballos, que regresarán así al monte.

El curro lo organiza la Asociación de Ganaderos del Monte Castrove, y cuenta con la colaboración de los ayuntamientos de Meis y Poio, al tratarse de las localidades que aglutinan a los nueve miembros de este colectivo, que suman entre todos unas 90 cabezas de ganado equino.

Los ganaderos descartaron celebrar el “curro” y la posterior “rapa” en 2020 debido a la pandemia, y en 2021 sí lo hicieron, pero en un acto reservado para los propietarios de ganado. En este 2022 vuelven a realizar una convocatoria como las previas a la pandemia, manteniendo además algunas de sus señas de identidad, como son el hecho de que no se cobra entrada alguna por acceder al espectáculo y que cualquier asistente puede hacer de “aloitador”.

El presidente de la asociación del Castrove, Esteban Outeda, indicó que por el momento no están teniendo problemas graves de falta de comida en el monte debidos a la sequía. En lo que respecta a los incidentes con caballos que bajan a las aldeas y las tierras de cultivo, Outeda señaló que tienen a los animales localizados mediante GPS y que eso les ayuda a actuar antes cuando perciben que abandonan la parte alta del monte. De todos modos, admitió que sigue habiendo caballos que descienden más de lo deseado, al no existir recinto cerrado alguno para el ganado. Esteban Outeda insiste en que disponer de una zona ganadera acotada sería beneficioso para todos.

Compartir el artículo

stats