Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las bicicletas, la mejor alternativa para recorrer A Illa

El Concello pone en marcha el proyecto de préstamo con tres estaciones en O Bao, Carreirón y O Regueiro

Los ediles de A Illa fueron los primeros en inaugurar la estación de bicis de O Regueiro. Noé Parga

Era una de las grandes novedades que incluía el Plan de Mobilidade Urbana Sostible (PMUS) aprobado por la Unión Europea y diseñado por el Concello de A Illa con el objetivo de fomentar el uso de la bicicleta como alternativa al coche. El proyecto se concretó ayer, con la puesta en marcha de las tres estaciones de bicicletas que se han instalado en las zonas de O Regueiro, O Bao y Carreirón, donde se podrá disponer de una bicicleta, tanto convencional como eléctrica, para recorrer el municipio. Serán una decena de ellas eléctricas y quince convencionales las que se encuentren en circulación.

Para poder utilizarlas habrá que registrarse en la aplicación Biciarousa, algo que ya se podía hacer ayer, donde se podrán comprobar cuales son las diferentes tarifas que se van a aplicar. Para los empadronados en el municipio isleño, el uso de las bicicletas será totalmente gratuito, lo que les permitirá desplazarse sin ningún tipo de restricción, por todo el Concello. Para los foráneos, se van a establecer diferentes bonos: el semanal tendrá un coste de 22 euros, el mensual será de 46 y el anual de 88 euros. Un único uso conllevará un desembolso de un euro y medio. Reservar una de las bicicletas también conllevará que se reserve una fianza de 100 euros que se devolverá cuando se entregue la bicicleta en cualquiera de las tres estaciones. Esta fianza tiene como objetivo garantizar que las bicicletas sean devueltas en buen estado.

La intención del Concello es ampliar, en el futuro, el número de estaciones, instalándolas en lugares como la plaza consistorial, la playa de Area da Secada o las inmediaciones de los centros escolares. Existe especial interés en estos dos lugares, ya que el objetivo es que los más jóvenes utilicen de manera habitual las bicicletas para desplazarse por el interior del municipio.

El proyecto de las estaciones de bicicletas forma parte de una iniciativa mucho más amplia que cuenta con el respaldo de la Unión Europea. Ese proyecto tiene como objetivo cambiar las dinámicas de movilidad en el interior del municipio. Diseñado por los técnicos municipales, el PMUS se centra en que los peatones vayan ganando terreno a a los coches en espacios como la plaza de O Regueiro. De hecho, entre las actuaciones que se financian a través de Europa figuran las vías ciclables, la apertura del vial de Agro da Torre o la reforma a la que se está sometiendo la plaza de O Regueiro.

Compartir el artículo

stats