Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vecinos de San Vicente do Grove y Concello discrepan sobre la gestión de la tala de árboles en la zona

Algunos de los residentes ponen en tela de juicio la concienciación medioambiental del gobierno local - La concejala Ángeles Domínguez justifica la acción por seguridad

Algunos de los árboles marcados en la zona y cerca de viviendas para su tala. | // FDV

El estado de los árboles en la zona de San Vicente do Grove se ha convertido en motivo de polémica entre vecinos y Ayuntamiento. Varios de los residentes en el lugar han expresado públicamente su queja por la actuación en los pinos situados en terreno público.

El motivo real de la queja es que muchos de los árboles situados en el entorno natural próximo a las viviendas han sido marcados para ser talados. Los vecinos fundamentan su contrariedad en el hecho de que “el Concello de O Grove se comprometió a contactar y comunicar previamente las actuaciones sobre la tala de árboles”.

En la misma línea sostienen los allí residentes que “reiteramos nuestra preocupación e indignación por esta iniciativa, absolutamente contraria a la más básica conciencia medioambiental, ecológica y estética”. Añaden además que “la dejación, por parte del Ayuntamiento, de las responsabilidades en la conservación, mantenimiento y mejora de esta zona es alarmante”.

Pinos marcados para la tala en San Vicente do Grove. FDV

Además de su exposición radicalmente en contra del proceder del gobierno local, los vecinos solicitan una información de las actuaciones proyectadas y su justificación, además de que se realicen labores necesarias de poda y control de los pinos, para evitar que éstos supongan peligro alguno y no sea necesaria su tala. Igualmente exigen que en caso de tener que eliminar algún árbol, haya un compromiso para la repoblación inmediata.

Postura del Concello

Ángeles Domínguez, concejala de Medio Ambiente, quiso matizar en primer lugar que “los árboles marcados están en una zona rodeada de viviendas. Nosotros los hemos marcado porque los técnicos han estimado que son una amenaza clara. Están en mal estado y tenemos que actuar por motivos de seguridad por el riesgo de caída que tienen”.

Sostiene la portavoz municipal que “llevamos varios años cortando lo que es imprescindible, precisamente por concienciación medioambiental. Estamos obligados a actuar porque no queremos lamentar ninguna desgracia. También nos han llamado vecinos del lugar diciéndonos que estaban en su casa oyendo crujir los pinos y estaban asustados”.

En cuanto a la repoblación, Ángeles Domínguez deja claro que “ya tenemos comprados los ejemplares, pero todavía no han podido plantarse. También estamos repoblando el Monte Central de A Toxa, pero hasta ahora no hemos encontrado el momento adecuado para poder hacerlo”.

Compartir el artículo

stats