Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Día de romería en Vilanoviña por San Gregorio

Una veintena de personas elaboran el dulce que se reparte de forma gratuita a partir de las 13.00 horas de hoy

Miembros de la familia que regenta la panadería y de la comisión de fiestas, ayer por la tarde INAKI ABELLA DIEGUEZ

La comarca de O Salnés recupera hoy otra de sus fiestas más emblemáticas, y que tuvo que hibernar durante dos años por el COVID: la del San Gregorio de Paradela, cuya imagen más conocida es el gigantesco bollo pascual que se sirve en el Campo da Boca.

Una veintena de personas se afanaban a media tarde de ayer en la preparación del dulce, que se elabora en la panadería Paradela y que se decora con unos 6.000 huevos, la mayoría de ellos donados durante la última semana y media por los vecinos de esta parroquia de Meis y de otras localidades colindantes.

Momento en el que se introduce el molde en el horno. | // IÑAKI ABELLA

Después de comer, los miembros de la familia propietaria de la panadería ya empezaron con los preparativos. Fueron momentos especiales y cargados de emoción, tal y como reconoce Fernando Silva, presidente de la comisión de fiestas de San Gregorio y miembro de la familia que regenta la panadería. “Después de dos años, esperábamos esta fecha con mucha ilusión”.

Una ilusión que se notaba en los preparativos. A las cuatro y media de la tarde empezó el trabajo de amasado, al que seguiría el de la colocación de la masa sobre el molde, de cinco metros de largo por 2,20 de ancho. Acto seguido, era el momento de colocar los huevos, uno a uno. Tarea larga que exigía muchas manos, de ahí que acudiesen todos los miembros de la comisión de fiestas. “El bollo se cuece en dos tandas”, explica Fernando Silva, para hornearlo bien por los dos lados. En cada ocasión, permanece en el horno entre dos horas y dos horas y media. Este es el espectacular bollo que se exhibe esta mañana en el Campo da Boca, y que posteriormente se repartirá de forma gratuita entre todos los asistentes.

Hoy es el día grande

La fiesta de San Gregorio arrancó el viernes por la noche con una fiesta juvenil amenizada por la “disco-show” Euphoria, que se prolongó hasta las siete de la mañana. Ya ayer, tuvo lugar la primera misa en la capilla de San Gregorio, y a su término las orquestas Satélites y Oca Band subieron al escenario para animar la verbena.

El día grande es hoy domingo, y si el tiempo acompaña, cientos de personas volverán a darse cita en el Campo da Boca, una enorme explanada situada en Vilanoviña, a un lado de la carretera PO-531 (Vilagarcía-Pontevedra).

La primera misa de la jornada es a las 11 de la mañana, en la capilla. La llegada del bollo al campo de la fiesta está prevista para mediodía, y permanecerá expuesto hasta el momento de la degustación. La misa campestre es a las una de la tarde, y a su término sale la procesión hasta el cruceiro. Una vez concluido el oficio religioso es cuando se procederá al reparto del bollo.

En esta ocasión, la comisión ha prescindido del churrasco y el vino por razones sanitarias, y ha optado por celebrar la fiesta únicamente con el bollo, que se entregará de forma gratuita. Aquellos que quieran, podrán llevar comida de casa para tomarla en el campo. También hay una cantina con “pulpeira”, y se podrá comer bajo una carpa con mesas y asientos. Durante la hora del almuerzo estará tocando la charanga Alambique.

El responsable de la panadería, durante la elaboración del dulce INAKI ABELLA DIEGUEZ

Ya por la tarde, la comisión ha preparado un espectáculo de magia especialmente pensado para los niños, a cargo del mago Teto, y al atardecer, Paradela despedirá la fiesta con la actuación del trío Xtra.

La comisión sí coció el bollo pascual en 2020. En aquella ocasión lo hizo para el banco de alimentos que había puesto en marcha el Ayuntamiento. Eran los momentos más oscuros e inciertos de la pandemia, y mucha gente había quedado de repente sin empleo. Aquel dulce pretendía animarles un poco. Dos años después, la ofrenda recupera su romería.

Con esta celebración de Paradela, O Salnés pone el punto y final a la Semana Santa, que se inició con las procesiones religiosas y las escenificaciones de Paradela, y que continuó con la multitudinaria romería de Armenteira.

Compartir el artículo

stats