Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Conviene que el Ayuntamiento asuma la gestión del párking Xoán XXIII?

La edil María de la O Fernández critica que el Concello recurra de nuevo a la vía judicial

Interior del aparcamiento de Xoán XXIII, ubicado en pleno centro de Vilagarcía de Arousa. | // IÑAKI ABELLA

“El Gobierno local pierde el tiempo con recursos estériles cuando lo que debería hacer es explicar si va a hipotecar nuevo el parking de Xoán XXIII por otros cincuenta años para beneficio de una empresa en vez de por el interés de los vecinos”. Esta es la reflexión de María de la O Fernández, edil de Podemos-Marea da Vila, tras valorar el dictamen del TSXG contra el recurso interpuesto por el Ayuntamiento de Vilagarcía respecto a la sentencia sobre la resolución del contrato para gestión del subterráneo.

En este sentido, la edil podemita solicita a Varela que “deje de marear la perdiz” y aclare “cuáles son los planes para una instalación que debería estar ya al servicio de los vecinos

Podemos considera que la recuperación y gestión pública del céntrico aparcamiento de Xoán XXIII puede “suponer unos ingresos muy importantes a las arcas municipales”, además de que la institución municipal “recupera el control y optimización del servicio” siempre que opte por su gestión.

Sin embargo, María de la O Fernández desconfía de este propósito pues considera que el gobierno que preside Alberto Varela muestra siempre “su alergia a la gestión directa de los servicios”,

Entiende la edil vilagarciana que en este caso, optar por la gestión municipal del parking puede ser positiva tanto para las arcas municipales como porque supone una bolsa de aparcamiento importante o por el hecho de que implica el mantenimiento de una infraestructura que en su día fue muy costosa.

Pero De la O Fernández entiende que la situación de abandono del parking “es precisamente consecuencia de esa manía del PSOE por privatizar todos los servicios municipales”. Y en este sentido recuerda que fue precisamente un gobierno socialista el que otorgó una concesión por cincuenta años a una empresa que está en concurso de acreedores y que incumplió el contrato de manera flagrante desde casi el principio, llegando en 2008 a cerrar las instalaciones por las noches y los fines de semana, a pesar de lo estipulado en el mismo”.

Considera la portavoz que el recurso de la vía judicial “solo pretende desviar la atención y esconder su incompetencia y pasividad, como recoge la sentencia”. Reclama De la O Fernández que el Ayuntamiento rechace cualquier opción que pase por la subrogación del contrato a una nueva empresa.

Compartir el artículo

stats