Los vecinos del margen norte de Conde Vallellano, en el centro de Vilagarcía, se quedaron ayer durante toda la mañana sin suministro de agua debido a la rotura de una tubería de fibrocemento.

Los operarios de Espina & Delfín estuvieron trabajando desde las 8.00 horas para retirar la vieja canalización e instalar la nueva, de PVC. Los usuarios pudieron recuperar el servicio sobre las doce, confirman desde Ravella.

Los afectados fueron principalmente tres edificios del margen derecho de la calle. El Concello “lamenta los perjuicios y molestias causados”, si bien pide “comprensión ante una avería que, por desgracia, seguirá siendo recurrente en las calles del casco urbano mientras no se pueda llevar adelante la renovación total de la red, algo que evidentemente no se puede hacer de una sola vez y que se va abordando en cada obra nueva o como consecuencia de las averías”.