Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vilagarcía contrata la construcción de un "gran balcón a la ría"

A petición de Ravella Engasa estudia reubicar dos de los nuevos eólicos que instalará en Xiabre porque taparían las vistas del mirador

Aerogeneradores actuales en el monte Xiabre. Iñaki Abella

El Concello de Vilagarcía está realizando gestiones para que la ampliación del parque eólico del monte Xiabre que promueve Engasa Eólica S.A. no interfiera en la panorámica del nuevo mirador que proyecta la Concejalía de Turismo, un “grandioso balcón con vistas al nacimiento de la ría”, cuya construcción fue ayer adjudicada en junta de gobierno local a la empresa vilagarciana Oftefor por 48.031 euros (un importe que se financiará íntegramente con una subvención del GALP ya aprobada).

Además de las alegaciones ya presentadas al proyecto, el Ayuntamiento se entrevistó con responsables de la Dirección Xeral de Industria y de la propia empresa para explicarles la coyuntura, pues dos de los cinco molinos de viento previstos (cuatro en Vilagarcía y uno en Catoira) taparían las vistas del nuevo mirador.

La semana pasada miembros del gobierno local se reunieron con los promotores. “Los responsables de Engasa se comprometieron a estudiar la posible reubicación de los dos aerogeneradores que irían más próximos a la zona del mirador y comunicar las conclusiones al Concello en los próximos días”, señalan desde Ravella.

A más departamentos

El ejecutivo de Varela también tiene previsto dirigirse a más departamentos autonómicos con competencias en ese asunto, como al Instituto do Territorio de Galicia, a la propia Consellería de Medio Ambiente, a la Axencia Galega de Turismo y a la Consellería de Industria para comunicar la posición del Concello, “dejando claro que no se opone a la ejecución del proyecto eólico, pero sí al emplazamiento de los dos aerogeneradores más próximos al entorno del mirador”, recalcan fuentes del gobierno.

Un mirador de acero galvanizado y 57 metros cuadrados

El mirador a construir en la parta alta del monte Xiabre donde se sitúa la cruz de hierro consistirá en una plataforma horizontal de acero galvanizado (el mismo material de la barandilla protectora que bordeará su perímetro) de 57 metros cuadrados que irá elevada sobre las rocas. La instalación respetará el medio natural, por tanto no se realizará una cimentación al uso, sino que la estructura se fijará a las piedras con anclajes.

Para poder construir el mirador previamente se realizarán tareas de desbroce, habilitando una senda de unos 68 metros cuadrados.

Se dotará al mirador de dos bancos para que los visitantes puedan contemplar sentados las espectaculares vistas. La obra tiene un plazo de ejecución de tres meses, aunque debido a la crisis de suministros de material, el Concello espera que el mirador esté listo en verano, o como muy tarde en septiembre.

Además de las vistas a la desembocadura del Ulla, a Cortegada y a la ría, el mirador conectará Illas Atlánticas con el “origen de todos los caminos” , los petroglifos de Xiabre y las rutas de senderismo.

Compartir el artículo

stats