Un vecino de A Illa, de 67 años, falleció a primera hora de la tarde de ayer domingo en O Carreirón a consecuencia de una parada cardiorrespiratoria que sufrió en su casa. El fallecido es Francisco Cañón Mariño, y está siendo velado en el tanatorio de Caleiro (Vilanova). Sus restos mortales serán conducidos a las 16.30 horas de hoy hacia la iglesia parroquial de San Julián de A Illa, donde se oficiará el funeral a las cinco de la tarde.

Francisco Cañón sufrió una indisposición sobre las tres de la tarde en su domicilio de As Aceñas. Inicialmente, la central del 061 desplazó al punto la ambulancia de Cambados, pero como la situación revestía mucha gravedad, se movilizó también el helicóptero medicalizado con base en Santiago. La aeronave aterrizó en O Carreirón, a donde fue evacuado el hombre.

El 061 indica que al llegar al punto los profesionales intentaron reanimar al hombre, pero sin éxito. El fallecido deja viuda y tuvo cinco hijos. Fue bateeiro, y formaba parte de una familia muy grande, pues fueron once hermanos.