Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vilagarcía tendrá tres meses de noches tropicales en 2100 si no se reducen las emisiones de CO2

El alcalde, Alberto Varela, prueba con una tableta digital el nuevo alumbrado de O Pousadoiro. | // IÑAKI ABELLA

Vilagarcía no es ajena a la crisis climática y el calentamiento global. Así lo atestigua el “Plan de Acción para o Clima e a Enerxía Sostible”, que una empresa ha elaborado con datos locales, y según el cual la temperatura media en Vilagarcía ha subido en un grado centígrado desde 1991 hasta la actualidad.

Pero los técnicos avisan de que el mercurio podría seguir subiendo en la capital arousana si no se adoptan medidas a escala global para frenar el calentamiento. En el peor de los escenarios, la temperatura media en Vilagarcía en el año 2100 podría ser de cuatro grados más que en 1971 (tres más que ahora), lo que probablemente acarrearía unas consecuencias medioambientales desastrosas.

Este incremento de la temperatura también se reflejaría en un peligroso aumento de las llamadas “noches cálidas” o “tropicales”, que en meteorología son aquellas en las que se registran 20 o más grados centígrados. Según datos de la Aemet (agencia española de meteorología), entre 1971 y 2000 se produjeron en Vilagarcía cada año unas 37 noches de estas características. Sin embargo, en el futuro serán muchas más, con el consiguiente riesgo para la salud de las personas, puesto que dormir con exceso de calor impide que el cuerpo se recupere del estrés térmico diurno.

Gráfico sobre las precipitaciones previstas. | // INOVA, PARA EL PLAN DE ACCIÓN DEL CLIMA

El informe realizado por la empresa Inova indica que si se reduce ligeramente el actual grado de emisiones de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera y se estabiliza el calentamiento global, en 2100 en Vilagarcía se contabilizarían 68,6 noches cálidas anuales de media. Pero si la humanidad es incapaz de enderezar el rumbo a tiempo y se mantiene el actual ritmo de contaminación, la capital arousana llegaría al nuevo siglo con una media de 85 noches cálidas al año. Esto supone prácticamente tres meses, una cuarta parte de todo el año.

Pacto por el clima

El Ayuntamiento de Vilagarcía se sumó en marzo pasado al Pacto de las Alcaldías para el Clima y la Energía, en el que participan más de 10.000 entidades locales de 60 países. Al adherirse a este acuerdo global hay que realizar un estudio sobre la situación climática y energética en cada localidad, y en Galicia los está haciendo la empresa Inova.

Es precisamente en este informe en el que se alerta sobre el crecimiento de las temperaturas medias en Vilagarcía en las últimas tres décadas. Los consultores tomaron los datos de los históricos de Aemet y de las proyecciones climáticas de Eurocordex, un organismo europeo. Así, llegaron a la conclusión de que si el mundo lograse estabilizar ahora sus emisiones de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera, en 2100 la temperatura media en Vilagarcía subiría dos grados (solo uno más en los próximos 70 años).

Gráfico sobre las emisiones de CO2. | // INOVA, PARA EL PLAN DE ACCIÓN DEL CLIMA

Pero si las emisiones siguen disparadas, se contempla un escenario en el que las temperaturas subirían otros tres grados más, de modo que en un siglo el incremento sería de cuatro grados centígrados. Esto podría traducirse en sequías devastadoras, incendios forestales más rápidos y destructivos y más muertes vinculadas con el exceso de calor.

La proyección climática espera polos térmicos más extremos, puesto que en invierno las mínimas podrían caer también unos cuatro grados por debajo de las temperaturas de finales del siglo XX. Esto, sin embargo, no se reflejaría en un aumento de las noches de heladas.

El Concello de Vilagarcía redujo su consumo eléctrico en 1,3 millones de kilovatios anuales

decoration

Entre 1971 y 2000, en Vilagarcía heló durante una media de 12,3 noches cada año. A principios del siglo XXII, sin embargo, solo helaría 6,4 noches al año si se reduce a tiempo el calentamiento global; en el peor de los escenarios, únicamente helaría 4,6 noches. Finalmente, los técnicos han hecho una proyección de las precipitaciones, uno de los secretos de la Galicia “verde”.

Llueve menos

Si el mundo hace los deberes, dentro de 70 años lloverá en Vilagarcía un tres por ciento menos que en la actualidad. El descenso de las precipitaciones será muy acusado en verano (un 23 por ciento menos), y en cambio lloverá más durante los inviernos (un ocho por ciento). Sin embargo, en el escenario más pesimista (el denominado RCP 8.5, en contraposición al 4.5, que es el segundo más optimista), las precipitaciones anuales medias en Vilagarcía disminuirían un cinco por ciento.

Hacia 2100, durante los inviernos llovería un ocho por ciento más que ahora (con más episodios de grandes tormentas), pero los veranos serían extremadamente más secos, al desplomarse las precipitaciones un 31 por ciento.

Consumo de energía

El Ayuntamiento de Vilagarcía redujo su consumo de energía eléctrica en 1,3 millones de kilovatios en los últimos seis años, según datos difundidos ayer por Ravella. Así, antes de 2015 la Administración local gastaba unos 7 millones de kilovatios, frente a los 5,7 actuales. Esto se logró con diferentes medidas, como la sustitución de bombillas por otras de menor consumo, la renovación de los sistemas de bombeo o la revisión de los contratos eléctricos. Esto se tradujo en un beneficio medioambiental y en un ahorro económico, al reducirse el gasto en electricidad en 40.000 euros anuales.

Lo que más contamina es el transporte privado

El Plan de Acción de Vilagarcía también destaca que el transporte particular y el comercial es la mayor fuente de contaminación, al consumir el 51 por ciento de la energía y producir la mitad de todas las emisiones de CO2. Los edificios de viviendas son los responsables del 40 por ciento de las emisiones y consumen el 45 por ciento de la energía.

En ambos casos, la administración municipal tiene un efecto negativo limitado, pues se sitúa en torno al dos por ciento en ambos casos. Por último, el Concello ha creado una encuesta en la página web “Vilagarcia.gal”, para que los ciudadanos puedan expresar su opinión sobre el modelo de ciudad actual y sobre lo que se puede hacer en clave local contra el calentamiento.


Compartir el artículo

stats