Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Viviendo el sueño de ser internacional

Ante Israel firmó su mejor partido con 17 puntos. | // FDV

A Illa tiene un nuevo deportista internacional. Se trata de Eloy Poza Dacosta, un joven de tan solo 22 años que se encuentra disputando el Campeonato de Europa de baloncesto para sordos en Italia defendiendo los intereses de la selección española.

Eloy Poza, con el 12 en su camiseta, durante el partido contra Ucrania. | // FDV

Antes de llegar a competir en la ciudad de Pescara junto a otros once compañeros seleccionados, el camino de actual jugador del Xuven en el baloncesto comprende muchos otros episodios de relevancia. La resiliencia de Eloy Poza quedó de manifiesto desde bien pequeño cuando con apenas un año de edad le fue diagnosticado un cáncer de riñón que le obligó a perder el órgano afectado. El tratamiento oncológico recibido afectó a su capacidad auditiva, por ello convive desde bien pequeño con sendos audífonos para reducir su umbral de escucha.

El isleño Eloy Poza está defendiendo la camiseta de la selección española en el Campeonato de Europa para personas con discapacidad auditiva que se juega en Italia

decoration

Su pasión por el baloncesto ya le venía de cuna. Su padre Víctor y su tío Álvaro fueron dos de los jugadores más representativos del baloncesto de A Illa y dos de los principales motivos por los que Eloy encontró en el pabellón del colegio Torre un lugar en el que disfrutar al máximo dejando a un lado cualquier tipo de problema.

Su irrupción en la competición le llevó a convertirse desde la categoría minibasket en uno de los mejores jugadores de Galicia. Pronto llegaron sus primeras convocatorias para acudir a campeonatos de España por selecciones autonómicas y su posterior fichaje por el Rosalía de Castro de Santiago todavía en edad infantil.

Allí, en un pabellón muy cercano a la catedral compostelana, completó su formación llegando a disputar la Liga EBA con la camiseta del Rosalía. Posteriormente los estudios fueron ganando en cuanto al capítulo de prioridades y ahora sigue jugando a un alto nivel defendiendo los colores del Xuven de Cambados mientras lo compagina con sus obligaciones universitarias.

Eloy Poza con el 12 junto a sus compañeros de selección.

Sin embargo, la llamada de la selección española era una oferta irrechazable. Cuando llegó la primera convocatoria el pasado diciembre, Eloy Poza no pudo acudir al encontrarse en un proceso de COVID, pero el pasado septiembre se repitió la llamada por parte del seleccionador Juan Vicente Vélez y ahí compareció en Barcelona para demostrar que merecía ser uno de los doce elegidos para acudir al Europeo de Pescara y lo hizo.

Y eso que Llegar hasta la selección fue casi una casualidad. “Tengo un amigo, con el que coincidí en la selección gallega, que se fue a estudiar a Valladolid. Allí coincidió en un equipo con el entrenador de España y le habló de mí, de un jugador que tenía que utilizar audífonos, así que me llamó”. Y el sueño se hizo realidad.

Ante Israel firmó su mejor partido con 17 puntos

Eloy Poza peleando por el balón desde el suelo en el partido ante Israel.

El papel protagónico de Eloy Poza en la selección española queda reflejado en sus buenas estadísticas. Después de completarse la fase de grupos, el jugador de A Illa completó muy buenas actuaciones destacando su aportación ante Israel en la que se fue a los 17 puntos. Ya en el debut ante Polonia, Eloy Poza ya fue el máximo encestador español al aportar 15 puntos.

Sus otros dos duelos de la primera fase del Campeonato de Europa tuvieron como rivales a Rusia y a Ucrania, duelos en los que el arousano hizo 5 y 8 puntos respectivamente, para rondar los 11 puntos de media en esta competición. En lo colectivo las cosas no están rodando igual de bien para España. Las derrotas en los cuatro encuentros disputados le obligarán a medirse mañana viernes a Bielorrusia en el partido que decidirá el noveno puesto de la competición y que, por otro lado, pondrá fin a la participación en una cita que quedará para siempre en el recuerdo del jugador.

Acompañado de su familia en una cita tan señalada

La oportunidad de ver a un hijo defendiendo los colores de la selección española no se da todos los días. Por ello las familias de los jugadores están disfrutando también de la experiencia en Italia como no podía ser menos. Entre ellos Víctor y Sandra, los padres de Eloy. Como buen conocedor del baloncesto que es, el cabeza de familia reconoce que “a nivel competitivo nos cuesta mantener el ritmo porque somos un equipo bastante pequeño para pelear debajo de tableros en relación a selecciones como las que nos tocó en el grupo”.

El jugador isleño firmó una media de más de once puntos en los cuatro partidos disputados en Italia.

Otro factor a tener en cuenta es la juventud del equipo nacional, “Eloy con 22 años es uno de los mayores del equipo. En cambio, en el resto de equipos hay jugadores muchísimo más expertos y con mucho oficio”. De lo que tampoco le cabe ninguna duda a Víctor Poza es de la satisfacción que supone para toda su familia el que su primogénito forme parte de una experiencia así, “nos alegramos mucho por estar aquí, sobre todo por Eloy. Verlo jugar con la camiseta de la selección española es algo que no lo vamos a olvidar en la vida”.

Compartir el artículo

stats