Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vilagarcía congelará los impuestos en 2022 por sexto año consecutivo

El alcalde de Vilagarcía, Alberto Varela, y el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña. | // NOÉ PARGA

Además de los pliegos del nuevo contrato de la recogida de basura y limpieza viaria, el pleno de Vilagarcía del mes de octubre abordará otro asunto de relevancia: la aprobación de la revisión de las ordenanzas fiscales a aplicar en 2022. Así, el gobierno de Varela vuelve a optar (por sexto ejercicio consecutivo) por congelar todos los impuestos y tasas municipales, a excepción, como viene siendo habitual, de las de agua y depuración que se verán incrementadas en base al IPC (un 2,9%) para cumplir el contrato firmado en su día con la empresa concesionaria.

El ejecutivo socialista pretende no sobrecargar las economías de los vilagarcianos y este año se suma “la necesidad de seguir contribuyendo a superar la crisis que generó la pandemia de COVID".

El recibo del IBI continuará subiendo por el "catastrazo"

Desde Ravella aclaran que aunque el tipo impositivo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de carácter urbano se mantendrá en un 0.51, el importe del recibo a pagar por los ciudadanos continuará incrementándose debido a la nueva ponencia de valores solicitada en 2013 por el anterior gobierno de Tomás Fole.

5 millones de euros menos en seis años

Para reducir el impacto negativo del denominado “catastrazo” en el bolsillo de los vecinos, los socialistas han ido reduciendo progresivamente el gravamen de la contribución, desde un 0.60 en 2015 hasta el 0.51 actual. Estas medidas de alivio fiscal a las familias supusieron que las arcas municipales dejasen de ingresar unos 5 millones de euros, razón por la que en estos momentos de subida del gasto (tanto social como corriente) con motivo de la crisis sanitaria, “resulta inviable continuar reduciendo” el tipo impositivo.

Nuevo centro de salud en la Comandancia

La propuesta que se eleva a pleno incluye dos modificaciones para cumplir el acuerdo alcanzado con el Sergas para la construcción del nuevo centro de salud en la Comandancia. Así, se ampliará la bonificación fiscal del ICIO del 50% al 95% para las obras de especial interés o utilidad pública, mientras que la ordenanza del IBI contempla una nueva exención para los centros sanitarios de titularidad de la comunidad autónoma gallega o del Sergas.

Compartir el artículo

stats