Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comisiones convoca una concentración contra el neofascismo que asoma en Italia

Juan Bao con otros sindicalistas en una reciente reunión con el Concello de Vilagarcía Iñaki Abella

CCOO condena enérgicamente el asalto que se produjo el sábado 9 de octubre a la sede del sindicato CGIL en Roma por parte de manifestantes convocados por la ultraderecha y el movimiento antivacunas (NoVax) por lo que convoca una concentración para hoy viernes frente a su sede de Castelao, a las 12 de la mañana.

“Los mensajes de odio que se lanzaron contra la CGIL, el primer sindicato de Italia y contra su secretario general, Maurizio Landini, recuerdan peligrosamente los ataques del fascismo italiano y la violencia que ejercieron contra los sindicatos y las Cámaras del Trabajo entre 1920 y 1922 y que supusieron agresiones, torturas y la muerte de sindicalistas”, enfatiza Juan Bao, secretario comarcal del sindicato.

“Cien años después resurge el fascismo en Italia, esta vez bajo la bandera del negacionismo a las vacunas y el rechazo a la obligatoriedad del Green Pass, certificado COVID de vacunación o resultado negativo de PCR; un neofascismo que exige “libertad” frente a lo que para ellos es un Estado autoritario y un sindicato traidor a la clase trabajadora”, expone.

Sostiene Bao que desde el inicio de la pandemia, que fue especialmente intensa en Italia, “la CGIL ha actuado de forma responsable para garantizar el derecho a la salud de las personas trabajadoras al tiempo que se recuperaba la actividad económica en el país y para lograr este objetivo, se ha acordado que a partir del 15 de octubre, sea obligatorio presentar el Green Pass para acceder al lugar de trabajo y en caso de no aportar la documentación requerida, la persona trabajadora no podrá incorporarse a su puesto perdiendo el salario correspondiente, pero no podrá ser objeto de despido por esa causa”.

CCOO se solidariza con la CGIL “frente al ataque del escuadrismo fascista que ha sufrido y compartimos con Landini la exigencia de que se disuelvan las organizaciones “que reclaman el fascismo”, como Forza Nuova, instigadora del asalto a la sede sindical.

Compartir el artículo

stats