Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP vikingo denuncia que las sustituciones del alcalde del BNG se pagaron a 118 euros diarios

Iván Caamaño, realizando gestiones con la conselleira Fabiola García.

Iván Caamaño, realizando gestiones con la conselleira Fabiola García. FdV

Iván Caamaño, el líder del PP de Catoira, denunció ayer que el BNG aprovechó su estancia de apenas un año en la Alcaldía para “recurrir a todo tipo de artimañas con las que cobrar por detrás, sin que nadie se enterase”. El resultado, asegura, es que la edil María Paz “estuvo cobrando a razón de 118 euros al día”.

Xoán Castaño y María Paz, cuando el fin de su gobierno empezó a estar cantado. Noé Parga

Estas duras acusaciones ante lo que considera “un verdadero escándalo”, que también quiso elevar al pleno de la Corporación que se celebraba por la tarde, lo cual le hizo recibir algún que otro insulto, señalan directamente al exregidor, Xoán Castaño, y a su número dos, la también nacionalista María Paz.

De este modo, el jefe de filas conservador escribe un nuevo capítulo en la guerra política que se libra en la localidad vikinga, especialmente cruenta desde que, junto al socialista Alberto García, hizo que el BNG de Xoán Castaño perdiera la Alcaldía.

Una vez más, el coste que suponen los políticos a las arcas municipales se convierte en el arma arrojadiza preferida de los propios munícipes, esta vez a instancias de un Caamaño que dice estar cansado de sufrir unas descalificaciones a las que intenta poner fin “demostrando que los del BNG solo tratan de disimular su incompetencia y sus carencias difamando a los demás”.

“La gente preguntaba”

Dicho esto, sostiene que la edil del BNG, María Paz, “no iba a trabajar y estaba en el Concello con el alcalde, Xoán Castaño, y la gente se preguntaba qué hacían, porque no se veían resultados por ninguna parte y tampoco cobraba, al menos que se supiera”.

Xoán Castaño y uno de sus concejales. Noé Parga

Sin embargo, después de mucho buscar para encontrar una explicación, “hemos encontrado facturas que confirman nuestras peores sospechas”, aduce el líder del PP.

Hay nóminas que lo prueban

Lo que estaba haciendo el alcalde, Xoán Castaño, “era delegar funciones en María Paz, de tal forma que él cobraba 43.000 euros, con la Seguridad Social aparte, y cedía la Alcaldía a su número dos para pagarle 118 euros al día”.

El portavoz del PP muestra varias "facturas" (se refiere a nóminas) que así lo atestiguan, aunque el líder del Bloque trató de desmentirlo diciendo que se trataba de una calumnia.

Iván Caamaño y el alcalde, el socialista Alberto García García. Noé Parga

Una de esas nóminas establece en concepto de “indemnización por delegación de la Alcaldía, los días 31 de enero y del 1 al 3 de febrero”, un pago en favor de María Paz de 472,28 euros, al que se aplicó una retención del 2% para el IRPF, equivalente a 9,45 euros. Ese dinero, 462,83 euros líquidos, figura como recibido por la concejala, con su firma, el 6 de febrero de 2020.

María Paz ya había estampado su firma el 30 de enero de 2020 por una indemnización similar, haciéndose constar en la factura el pago de 118,07 euros al día por asumir competencias de regidor, en este caso el 17 y 18 de diciembre de 2019.

Xoán Castaño cobraba 43.000 euros al año y daba dinero a mayores a su número dos, a razón de 118 euros al día, y ahora resulta que cuando nosotros percibimos 12.000 euros anuales, mil al mes, nos critica y nos tacha de ladrones

Iván Caamaño - Portavoz del PP de Catoira

decoration

Son solo dos ejemplos, según insiste el propio Iván Caamaño, ya que “hay infinidad de facturas más y puede que queden muchas que aún no encontráramos, de ahí que podamos concluir que María Paz se llevó dinero de las arcas municipales por delegaciones del alcalde en su persona, y se lo tenían muy calladito”.

Una de las nóminas aportadas por el líder del PP, expedida a favor de María Paz. FdV

Visiblemente molesto, el líder conservador recuerda que “los del BNG, y nosotros mismos, criticamos que el alcalde socialista Alberto García cobrara en su anterior etapa 70 euros por ir al Concello”.

Lo que ocurre es que “ahora se sabe que había un alcalde del propio BNG que cobraba 43.000 euros al año y que, no satisfecho con eso, tenía a su lado a una señora de su mismo grupo que se llevaba 118 euros al día como indemnización cada vez que delegaban en ella”.

Xoán Castaño, el día que se vio obligado a presentar su dimisión como alcalde. Noé Parga

Y además, “sin que nadie lo supiera, ya que si nosotros no llegáramos a encontrar estas facturas nadie se habría enterado jamás”, sentencia Iván Caamaño.

“Nosotros recibimos mil euros al mes y hemos logrado 2 millones”

El BNG ataca al PP por cobrar actualmente una dedicación, siendo miembro de la oposición municipal. Iván Caamaño se defiende explicando que “lo que ahora percibimos en el PSOE y el PP es una dedicación parcial, no exclusiva, que proviene de lo que cobraba antes el alcalde nacionalista Xoán Castaño, que eran 43.000 euros, a los que había que sumar el coste de la Seguridad Social”.

Lo que se hizo desde que se apartó al BNG de la Alcaldía y el socialista Alberto García la recuperó fue “repartir aquellos 43.000 euros del alcalde Xoán Castaño en tres, porque García no cobra y lo que se hizo fue establecer una asignación para cada grupo de la Corporación”.

Iván Caamaño con la conselleira Ethel Vázquez, en Santiago. FdV

El BNG la rechazó y, por tanto, “se queda sin esos fondos, lo cual también parece lógico y es un dinero que no necesitan, porque no hace nada por Catoira ni aporta beneficio alguno”, ironiza Caamaño.

Pero el PP sí percibe esa asignación, “y nos sirve para pagar el gasóleo, peajes y todo tipo de gastos por los desplazamientos y gestiones que realizamos cuando vamos a Pontevedra, Santiago o cualquier otro lugar que sea necesario para hacer gestiones y conseguir inversiones”, espeta el portavoz de los populares.

12.000 anuales

Dicho de otro modo, que “Xoán Castaño cobraba 43.000 euros al año y daba dinero a mayores a su número dos, a razón de 118 euros al día, y ahora resulta que cuando nosotros percibimos 12.000 euros anuales, mil al mes, nos critica y nos tacha de ladrones”.

Para terminar, considera que el que recibe su grupo es un dinero bien empleado, ya que, “aún estando en la oposición, hemos conseguido para Catoira inversiones, convenios y proyectos de todo valorados en unos dos millones de euros”.

Esto, presume Caamaño, “permite tanto instalar aceras como realizar nuevos asfaltados, promocionar turísticamente el pueblo, restaurar un puente romano, mejorar las instalaciones náutico-deportivas y afrontar otras muchas actuaciones”.

Compartir el artículo

stats