Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las estancias del Imserso en los balnearios se reactivan a cuentagotas en O Salnés

Instalaciones del hotel balneario Eurostars Isla de La Toja. | // FDV

“No hay una avalancha de solicitudes, pero desde que se abrió la convocatoria recibimos entre seis y diez. La verdad es que yo pensaba que iba a haber menos por el COVID”. Son palabras de la trabajadora del Ayuntamiento de Meis que está tramitando las inscripciones al programa de termalismo social del Imserso, que se inició a principios de este mes y que se cierra el 30.

En 2020 se suspendieron las estancias en los balnearios pagadas por el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) debido a la pandemia de coronavirus, y había mucha incertidumbre sobre lo que sucedería en esta convocatoria, con la mayor parte de la población adulta ya vacunada, pero con el virus todavía circulando. “Hay menos solicitudes que antes de la pandemia, pero de todos modos estoy llevándome una sorpresa positiva”, añade la funcionaria de Meis.

“La gente tiene ganas de salir y se encuentra más tranquila por el hecho de estar vacunada”, prosigue. Además, recuerda que en muchos casos los jubilados no acuden al programa de balnearios solo por ocio, sino también para aliviar ciertos problemas médicos.

No obstante, tampoco se está produciendo un aluvión de peticiones, como algunos vaticinaban tras más de año y medio con los viajes del Imserso suspendidos. Prueba de ello es que en los servicios sociales de Cambados se han tramitado hasta ahora únicamente un tercio de las solicitudes de 2019, último año del programa de termalismo social previo a la pandemia. Fuentes municipales indican al respecto que se han anotado hasta ahora una decena de cambadeses, cuando hace dos años se superaron las 30 peticiones.

Balneario de A Toxa

El único establecimiento termal que participa en la convocatoria del Imserso este otoño es el del hotel Eurostars Isla de La Toja. Sus responsables vaticinan una buena campaña. “Desde que se anunció el programa estamos recibiendo llamadas a diario, constantemente”, manifiesta una trabajadora.

Los balnearios más demandados son los de A Toxa, Cuntis y Mondariz

decoration

“La contratación va un poco lenta, pero notamos que la gente tiene muchas ganas de venir. De hecho, nuestra previsión es completar las mismas plazas que teníamos antes de la pandemia”.

Para reducir el riesgo de contagio de COVID, el hotel grovense aplica una serie de medidas, como la reducción de aforos, desinfecciones en la piscina entre turno y turno (y más exhaustivas a mediodía y por la noche), y la obligatoriedad de la mascarilla cuando se está fuera del agua, en el gimnasio o en la sauna seca.

Queda una semana

El plazo para inscribirse todavía termina el 30 de este mes. Pueden participar en el programa de termalismo social los pensionistas de jubilación o invalidez de más de 60 años; los viudos de más de 55; o los parados de más de 60. Y pueden ir acompañados de sus parejas o de los hijos cuando estos tengan un grado de discapacidad de al menos un 45 por ciento.

Las estancias son de entre 10 y 12 días, en balnearios de toda España, y empiezan en octubre. Los más demandados en O Salnés son el del Eurostars de A Toxa, el de Cuntis y el de Mondariz.

Viajes Carballo: “La gente mayor tiene muchas ganas de viajar”

María Calvo, gerente de la agencia Viajes Carballo Galicia sostiene que sus clientes están muy pendientes del inicio de los viajes del Imserso. El Estado ha sacado 816.000 plazas en esta convocatoria, unas 200.000 menos que antes de la pandemia, y esto provoca que algunos usuarios estén intranquilos, “porque al ver que hay menos plazas tienen miedo de quedarse fuera”.

María Calvo, de hecho, vaticina que, “va a ser una campaña muy fuerte”, puesto que si bien todavía hay gente reacia a hacer grandes viajes en grupo por miedo a contagiarse, ella percibe que la tónica general es de optimismo y de una mayor relajación. De hecho, plantea que en las excursiones que organizan ellos en la agencia suele haber una buena respuesta.

En el caso de las expediciones del Imserso, las más demandadas son generalmente las de las Canarias, sobre todo a principios de otoño, cuando la posibilidad de encontrar buen tiempo en el archipiélago es mayor.

Asociaciones de jubilados

Son muchas las asociaciones de jubilados que empiezan a retomar su actividad anterior a la pandemia, con la excepción de los bailes dominicales. Organizaciones como las de O Grove o Barrantes han puesto de nuevo en marcha sus programaciones de cursos y excursiones. El colectivo de vecinos de Barrantes incluso está trabajando en la organización de una comida con motivo de la Festa da Vendima, que celebra el Día del Pilar.

Compartir el artículo

stats