Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La salazón descubierta junto al futuro Mercadona de Vilagarcía se integrará en el parque de O Castriño

El arquitecto municipal, Juan José Rodríguez Cuiña, y la concejala de Urbanismo, Paola María, ojeando ayer el estudio de detalle del nuevo supermercado de Mercadona. Iñaki Abella

El nuevo supermercado que Mercadona proyecta construir en Vilagarcía, concretamente en la avenida de Valle Inclán, tendrá 6.375 metros cuadrados, de los cuales 2.800 serán destinados a superficie de venta en una única planta.

El número de plazas de aparcamiento previstas supera con creces los mínimos exigidos por el PXOM, pues asciende a 135 divididas en tres niveles: 50 en el sótano, 30 en la planta baja (rodeando la nave comercial) y 55 en la primera, que dispondrá de una parte cubierta y otra al aire libre. En ese piso superior se combinarán los estacionamientos con zona de servicios. Así lo recoge el estudio de detalle que el Concello ha aprobado de forma inicial y que desde ayer está expuesto al público en la Xerencia de Urbanismo.

En rosa, la planta baja del supermercado, y delimitado de color azul y sombreado de rosa, los hallazgos. FDV

Ravella también ha remitido el documento a Patrimonio de la Xunta, departamento del que depende la viabilidad del proyecto debido al descubrimiento de restos arqueológicos en el solar, entre los que destaca una antigua salazón que, según apunta la concejala Paola María Mochales, se encuentra en buen estado conservación, incluso manteniendo parte de su cubierta. “Es muy bonita”, valora.

972 metros cuadrados de yacimiento, una sexta parte de la parcela

Actualmente el hallazgo permanece tapado con material geotextil para evitar que se dañe, si bien el propósito del gobierno municipal es dejar la salazón al descubierto para integrarla en el parque botánico Enrique Valdés Bermejo, más conocido como “O Castriño”. Por tanto el yacimiento, que ocupa 972 metros cuadrados en un extremo de los terrenos, quedaría fuera del área del supermercado, separado con una barrera vegetal, tal y como se puede observar en el plano que acompaña a esta información. La intención de la edil de Urbanismo es llegar a un acuerdo con Mercadona para no ocultar a la ciudadanía la riqueza arqueológica descubierta muy cerca del Castro Alobre (una opción que sí se ofrecía desde Patrimonio).

La concejala de Urbanismo, Paola María, y al fondo el arquitecto municipal, Juan José Rodríguez Cuiña. Iñaki Abella

No se espera que en la zona en la que se proyecta la construcción del supermercado aparezcan nuevos hallazgos, puesto que una empresa especializada ya realizó catas en todo el solar, el cual tiene 6.660 metros de superficie.

Debido al descubrimiento de la salazón y otros restos, las dimensiones que quedaban en la parcela para materializar el proyecto de Mercadona eran “justas” -admite la concejala socialista- pero suficientes si Ravella mantenía la edificabilidad de los terrenos, como así ha sido, la cual se sitúa en 0,8, apostilla el arquitecto municipal, Juan José Rodríguez Cuiña.

Los arqueológos de Citania, cuando descubrieron la salazón. Citania Arqueoloxía

Terrenos de uso industrial

El experto explica que la parcela tiene uso industrial y que se exige la presentación de un estudio de detalle porque así lo contempla el PXOM vigente para las de más de 3.000 metros cuadrados, como es el caso.

Aunque el estudio de detalle simplemente debe contemplar la ordenación de volúmenes en la finca, Mercadona ha sido más explícita y expone en el documento las principales características de la edificación, así como la distribución de las plazas de aparcamiento, que medirán 2,60x5 metros cada una.

El supermercado proyectado tendría 135 plazas de aparcamiento repartidas en tres niveles

decoration

Solar con pendiente

La entrada a la parcela desde la avenida Valle Inclán se desplazará unos metros en relación a la actual.

La finca linda con la de Maderas Redondo y tiene cierta pendiente, por lo que la planta baja (la de la sala de ventas, con 4,20 metros de altura) quedaría soterrada con respecto a la parte trasera de los terrenos. En ese punto quedaría a ras de suelo la terraza, la última planta, con tres metros de altura. El parking subterráneo tendría 3,20.

La parcela de avenida Valle Inclán tiene 6.600 metros cuadrados y es anexa a la de Maderas Redondo. Iñaki Abella

¿Cierre de los actuales establecimientos?

Mercadona tiene problemas con los dos supermercados que tiene abiertos en Vilagarcía, por lo que no se descarta el cierre de alguno de ellos, concretamente el situado junto al Centro Comercial Arousa, donde el principal handicap radica en la ubicación de los hornos, la cual genera bajas laborales.

En el establecimiento de Rosalía de Castro, en Carril, el escollo es el aparcamiento en superficie, cuya parcela gestiona la cadena en régimen de alquiler durante un plazo de diez años, por lo que no tiene garantizado su uso a largo plazo.

El Mercadona de Carril cuenta con un aparcamiento el régimen de alquiler

decoration

La idea de la empresa es comprar la parcela de Valle Inclán si fructifica el proyecto. Una vez que el estudio de detalle supere el mes de plazo de alegaciones y los informes sectoriales (principalmente de Patrimonio) sean favorables, el Concello procederá a la aprobación definitiva y Mercadona ya podría presentar el proyecto de edificación y solicitar licencia de obra.

Compartir el artículo

stats