Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Durán presume de reducir la deuda de tesorería en plena pandemia

Pleno de Vilanova de Arousa.   | // NOÉ PARGA

Pleno de Vilanova de Arousa. | // NOÉ PARGA

Tras casi un lustro prorrogando el presupuesto, Vilanova suma dos ejercicios presentando un documento de mínimos cuyo principal objetivo es reducir la deuda económica que arrastra el municipio y cumplir con los requerimientos del plan de saneamiento al que está sometido.

El documento que se aprobó ayer, para el actual ejercicio, responde punto por punto a ese objetivo, con escasas inversiones que irán destinadas a mantener los servicios que se imparten a los vecinos o que se acometerán a través de subvenciones de otras administraciones, fundamentalmente, del Plan Concellos de la Diputación.

De hecho, el ayuntamiento solo dispondrá de 475.000 euros para inversiones propias que destinará a “mejorar viales y al impulso de los planes de fomento del empleo que están en marcha”, mientras que las ayudas de otras administraciones supondrán la llegada de 750.000 euros aproximadamente.

En total, el presupuesto asciende a 6,6 millones de euros, pero el alcalde, Gonzalo Durán, dejó ayer claro durante la sesión plenaria que “está diseñado a la baja porque nuestro objetivo es continuar el camino que iniciamos hace unos años, el de reducir la deuda que venimos arrastrando”.

El grupo de gobierno vilanovés aprobó ayer el presupuesto por un importe de 6,6 millones

decoration

El regidor vilanovés presumió ayer de que “hemos mejorado de forma notable el remanente de tesorería, reduciendo la deuda que arrastraba en 800.000 euros, una cantidad considerable en plena pandemia y sin reducir los servicios que se prestan a los vecinos”.

A pesar de esta reducción, el Concello de Vilanova de Arousa todavía arrastra una deuda de 1,6 millones de euros que “esperamos continuar reduciendo en los próximos ejercicios, incluido este”. En este sentido, Durán recuerda que en el documento no se han incluido los ingresos que va a tener el Concello de Vilanova gracias a las licencias del polígono industrial de Baión, unas licencias que “van a suponer ingresos muy importantes para las arcas municipales y que nos van a permitir ir eliminando la deuda que arrastramos”.

La situación económica del Concello de Vilanova siempre ha estado en el ojo del huracán, con acusaciones de los grupos de la oposición en las que se apunta a una quiebra técnica y a una deuda totalmente desaforada que va a resultar muy complicado reducir.

Durán insiste en que la situación “no es tan pésima como se ha dicho en muchas ocasiones, sino que este Concello siempre ha tratado de reducir esa deuda sin perjudicar a los vecinos”.

En la sesión de ayer, el pleno también aprobó la modificación de las condiciones financieras de los préstamos que tiene suscritos la administración local, ampliando a siete años su amortización y sometiéndose a la adopción de las medidas que sean necesarias para dar cumplimiento al plan de ajuste, especialmente, aquellas que designe el Ministerio de Facenda en el ejercicio de su función de seguimiento de dicho documento.

Compartir el artículo

stats