Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La gresca política continúa en tierras vikingas

Alberto García, el alcalde socialista de Catoira.

Alberto García, el alcalde socialista de Catoira. Iñaki Abella

La crispación política ha llegado a tales extremos en Catoira que cualquier enfrentamiento verbal, por muy duro que sea, se entiende ya como algo corriente, como si mantener vivas las disputas fuera parte del día a día. Y así volvió a quedar puesto de manifiesto en el pleno celebrado el lunes, cuando también quedó patente que los tres “traidores” socialistas, aquellos que querían cargarse a su alcalde y jefe de filas, Alberto García, siguen haciendo la guerra por su cuenta.

Podría decirse que estos tres díscolos, con Daniel Touriño a la cabeza, rompen la disciplina de grupo cuando les parece y votan lo que les da la gana y cuando quieren, casi siempre arropando al BNG y en contra de su líder y de su propio partido.

Puri Quintas y Daniel Touriño (aún del PSOE) y, al fondo, los tres ediles el BNG de Catoira. FdV

Pero no es menos cierto que eso de la disciplina de grupo es algo que no está correctamente aplicado en este caso, ya que si bien los tres disidentes aún no fueron expulsados del grupo municipal, y por tanto, aún no están en el mixto, no es menos cierto que el PSdeG-PSOE ya no funciona como grupo desde hace mucho tiempo.

"Okupa"

Con este panorama es fácil de entender la crispación vivida en el pleno, en el que García llamó repetidamente “okupa” al que fue alcalde durante el primer año del presente mandato, el nacionalista Xoán Castaño.

La crispación entre ambos es notable, y más con motivo del debate de la moción presentada por el Bloque para cargarse la oficina de Correos que se está instalando en la localidad.

Xoán Castaño y la también edil nacionalista María Paz. FdV

La oficina de Correos

El secretario municipal tuvo que advertir en este punto de que los ediles que en su momento votaron a favor de ceder a Correos un local municipal para instalar la oficina no podían ahora votar en sentido contrario, ya que tendrían que asumir importantes responsabilidades.

Quizás por ello solo uno de los tres críticos del PSOE, Roberto Bouzón, se abstuvo en la votación. Los otros dos votaron en contra del Bloque, al igual que García y el concejal que le queda como fiel escudero y dos de los tres ediles del PP presentes en la sesión, ya que Iván Caamaño no acudió.

Alberto García, supervisando la reforma del drakkar "Torres de Oeste". Iñaki Abella

Votaron con el BNG contra las eólicas

En este caso no se notó en exceso la división socialista, que sí quedó patente cuando los tres díscolos votaron con el PP para abstenerse en la moción del Bloque sobre las tarifas eléctricas, mientras los dos “fieles” del PSOE la rechazaban.

Los tres críticos socialistas también arroparon a los tres ediles nacionalistas en la moción sobre los parques eólicos.

"Se empeñan en cargarse el que es un gran logro para Catoira”

El malestar de García es notable, ya que “los tres díscolos” de su partido “están haciendo la política que quiere el BNG”. Pero sobre todo le molesta la actitud de los nacionalistas, “ya que se empeñan en cargarse el que es un gran logro para Catoira”.

Dimite el alcalde de Catoira y se suspende el pleno de la moción de censura Manuel Méndez

Valga, Bamio (Vilagarcía) e Isorna (Rianxo)

Se refiere a la oficina de Correos, ya que “es un avance enorme que mejorará enormemente el servicio tanto en nuestro pueblo como en una parte de Valga, Bamio (Vilagarcía) e Isorna (Rianxo); además de suponer la llegada de dos empleados más, uno para atender al público y otro para reforzar el reparto en las viviendas”.

“Xoán Castaño estuvo como okupa en la Alcaldía un año y no hizo absolutamente nada por Catoira; en una ocasión incluso dijo que había hecho gestiones en Correos para mejorar el servicio, pero allí lo niegan"

Alberto García García - Alcalde de Catoira

decoration

Esto lo lleva a decir que “Xoán Castaño estuvo como okupa en la Alcaldía un año y no hizo absolutamente nada por Catoira; en una ocasión incluso dijo que había hecho gestiones en Correos para mejorar el servicio, pero allí lo niegan porque, en realidad, no hizo nada”.

Alberto García visitó las obras de la oficina de Correos en mayo. FdV

Dicho de otro modo, que “lo que quería ahora el BNG con su moción era cargarse la oficina que yo gestioné y que tanto beneficiará a nuestros vecinos, quienes van a disponer de un nuevo servicio mientras ven como se eliminan oficinas de Correos en otros pueblos y ciudades”.

La de Catoira, insiste el regidor, es “una de las seis oficinas que se instalan en toda España, junto a una en Cantabria, dos en Navarra y otras dos en Andalucía, por lo que, a pesar del Bloque, podemos sentirnos muy orgullosos de este logro”.

La oficina de Correos. FdV

Termina diciendo que “si de Xoán Castaño y el BNG dependiera, la oficina de Correos se iría a otro ayuntamiento cercano”.

Por cierto, que ayer explicaba que “el BNG trata de manipular diciendo que el local cedido a Correos supondría un alquiler de 800 euros mensuales, lo cual es una auténtica barbaridad, ya que es un local de 50 metros y el precio por metro cuadrado puede estar en 3 o 4 euros”.

Compartir el artículo

stats