Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PSOE reta al BNG a colaborar como lo hace el PP

Iván Caamaño y Alberto García.

Iván Caamaño y Alberto García. FdV

Dadas las continuas referencias de los nacionalistas de Catoira a un supuesto pacto entre el PSOE del alcalde Alberto García y el PP de Iván Caamaño, una alianza que los llevaría a estar gobernando juntos en Catoira, el regidor y líder de los socialistas sentencia que “no hay ningún gobierno bipartito”.

Alberto García García, el alcalde de Catoira. | // IÑAKI ABELLA

Y añade: “Soy yo el alcalde tras ganar las elecciones con el PSOE; a diferencia de lo que sucedió al BNG y a su portavoz, Xoán Castaño, que se convirtió en ‘reina por un día’ con los votos del PP”.

Lo que quiere decir es que "con Iván Caamaño hay una estrecha colaboración para, independientemente de colores políticos, desarrollar proyectos en defensa del interés general de Catoira”.

Por eso termina animando al BNG a “arrimar el hombro y hacer algo parecido a lo que hace Iván Caamaño”.

"Con Iván Caamaño hay una estrecha colaboración para, independientemente de colores políticos, desarrollar proyectos en defensa del interés general de Catoira”

Alberto García García - Alcalde de Catoira

decoration

Aunque García también sabe que “eso nunca va a suceder, ya que Xoán Castaño y el Bloque no saben ni quieren trabajar por Catoira; su única motivación es poner zancadillas y difamar”.

Supervisando obras

Lo cierto es que aún sin formar parte oficialmente del gobierno de Catoira, Iván Caamaño, el portavoz del PP en la oposición municipal, sigue ejerciendo como estrecho colaborador del alcalde socialista Alberto García García.

Esto lleva al conservador a anunciar y supervisar nuevas actuaciones, como por ejemplo las realizadas al abrigo del plan de asfaltados que él mismo negoció con la Xunta de Galicia.

Caamaño revisando las pavimentaciones en Dimo. FdV

El miércoles, sin ir más lejos, se interesó por los trabajos que se llevan a cabo en la parroquia de Dimo con la intención de mejorar el acceso a parcelas agrícolas, lo cual es posible con una inversión de 37.399 euros realizada por la Xunta de Galicia y gracias a la Axencia Galega de Desenvolvemento Rural.

Se trata, más concretamente, de la pavimentación de viales en los lugares de O Busto y Portocanles, “donde los vecinos pedían día tras día el tratamiento del firme de la carretera”, explicaba Iván Caamaño tras supervisar las obras.

Esto lo lleva a resaltar que “estos planes de asfaltados son muy útiles para los vecinos de nuestro Concello” y a destacar el hecho de que sean fruto de la colaboración que él mismo y su partido mantienen con el alcalde Alberto García, ya que ese entendimiento permite no solo planificar mejoras, sino tramitar y conseguir subvenciones en la Xunta de Galicia.

Iván Caamaño, supervisando obras de pavimentación de caminos . FdV

En relación con esto, desde el PP vikingo anuncian que esta misma semana Iván Caamaño mantendrá nuevas reuniones tendentes a “obtener más fondos” procedentes del ente autonómico.

De este modo será posible ejecutar acciones como la dotación de un nuevo pavimento al vial que va desde A Menda hasta Goulle, para lo cual se baraja un desembolso de unos 45.000 euros.

Estas y otras acciones similares parecen cobrar vital importancia para el gobierno de Alberto García y su socio Iván Caamaño, ya que, según este último indica, el catoirense es “un lugar donde la mejora de infraestructuras y vías supone un gran alivio para muchos vecinos que día tras días solicitan este tipo de obras con prioridad sobre otras a realizar”.

El alcalde da a Castaño de su propia medicina y lo acusa de propiciar el enchufismo

Alberto García, el alcalde socialista de Catoira, ridiculiza al BNG local y su portavoz, Xoán Castaño. Lo hace en relación con la contratación de la directora de la Escola Municipal de Teatro y las acusaciones de los nacionalistas sobre presuntas prácticas de “enchufismo y amiguismo”.

El regidor socialista niega la mayor, deja en entredicho los ataques del Bloque y sitúa la pelota en su tejado, dejando claro que fueron los nacionalistas quienes “actuaron con técnicas de amiguismo y enchufismo al despedir a la anterior profesora para colocar en su sitio a una militante de su partido”.

Lo que quiere decir es que “mientras el BNG ocupó la Alcaldía y Xoán Castaño ejercía como ‘reina por un día’, no hicieron absolutamente nada por Catoira, sino que se dedicaron a difamar y a destruir mucho de lo que se había hecho en el pasado en defensa del interés general de Catoira”. Y, al mismo tiempo, “hicieron cosas tan caciquiles como despedir a la directora de teatro después de mucho tiempo trabajando intensamente y bien en nuestro pueblo”.

Sostiene García que “los del BNG hicieron un paripé a medida de la persona que quería colocar en el puesto, y que era una de sus militantes”.

Ahora desde el BNG arremeten contra García por no haberle renovado el contrato, a lo que el alcalde responde que “una vez más demuestran que no se enteran de nada y vuelven a meter la pata, ya que si no se le renovó fue porque le habían hecho lo que se define como ‘contrato administrativo menor’, y legalmente esos contratos administrativos son de un año de duración y no se pueden renovar".

Por eso "se hizo una nueva convocatoria totalmente legal y transparente, pues la elección de la nueva directora se tramitó a través del Inem, que remitió candidatos para hacer una preselección teniendo en cuenta méritos y capacidades”.

Dicho lo cual, “queda claro que el único amiguismo, caciquismo y enchufismo en Catoira es el que practicó el BNG durante los diez meses que Castaño figuró como alcalde, ya que habría que preguntarle por qué al llegar despidieron a la directora de teatro que teníamos y llevaba trabajando satisfactoriamente con todos los vecinos de Catoira en base a un contrato que sí podía renovarse”, espeta García.


Compartir el artículo

stats