Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La juez prohíbe a un grovense entrar al bar en el que empuñó dos pistolas

Un agente de la Policía Local de O Grove durante un operativo

Un agente de la Policía Local de O Grove durante un operativo Iñaki Abella

El grovense de 53 años que el pasado sábado fue detenido por esgrimir dos pistolas en un bar de la localidad ha sido condenado ese mismo día por el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Cambados a cuatro meses de prisión al conformarse con la petición del fiscal en el juicio rápido convocado.

Asimismo la juez le impuso de forma cautelar la medida de alejamiento de seis meses que le impide en este tiempo entrar en el establecimiento en el que se produjo el altercado, según explican fuentes de la Administración de Justicia.

Estas mismas fuentes subrayan que el dueño del bar que fue amenazado con el arma de aire comprimido rechazó la orden de protección que le propusieron en la vista.

El hombre regresó aquel mismo día a su casa en tanto que la pena de prisión impuesta por las amenazas le fue suspendida porque carece de antecedentes penales computables.

Centro urbano

Los hechos se registraron a mediodía en el bar “7T” de O Grove donde se registró una discusión entre unos clientes y este vecino de O Grove, quien llegó a enarbolar las dos pistolas con el claro propósito de amedrentarlos. Al mediar el dueño del bar en la trifulca, este también fue apuntado con el arma por lo que denunció los hechos.

Instantes después acudieron al lugar los agentes de la Guardia Civil que detuvieron en su domicilio al hombre y le requisaron las dos pistolas, las cuales aparentemente eran idénticas a una de munición real aunque son de aire.

Participaron en el operativo agentes de la Policía Local de O Grove y otros efectivos de emergencias debido al enorme revuelo que se registró en la calle del bar, en pleno centro de la localidad grovense.

Compartir el artículo

stats