DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las cofradías cultivan su huerto

Las mariscadoras de la cofradía San Martiño preparan las redes con las que protegen sus bivalvos frente a los depredadores.

Las mariscadoras de la cofradía San Martiño preparan las redes con las que protegen sus bivalvos frente a los depredadores. FdV

En las últimas semanas se han intensificado en la ría los planes de regeneración de bancos marisqueros. Las tareas de eliminación de algas y/o limpieza de las zonas productivas forman parte del día a día, al igual que el arado y oxigenación del lecho marino, el traslado de bivalvos desde unas zonas a otras y los trabajos de siembra de almeja.

Especialmente significativas están resultando estas acciones en cofradías como la de Cambados y la de San Martiño, esta con socios de la propia localidad cambadesa, Sanxenxo, Ribadumia, Meaño y, sobre todo, O Grove.

Almeja lista para ser sembrada, en Cambados. FdV

La colaboración cambadesa

En el primer caso, hay que destacar que las agrupaciones de marisqueo a pie y a flote de Cambados han vuelto a colaborar, como desde hace unos quince años, en lo que denominan “plan de resiembra conjunta”, que no es más que una línea de colaboración que está ofreciendo unos resultados altamente positivos.

Siembra de almeja en Cambados. FdV

Se desarrolla en el banco marisquero de O Sarrido, desde la desembocadura del Umia hasta la isla grovense de A Toxa Pequena. Lo que hacen los mariscadores de a flote (rañeiros) es intervenir en concesiones pertenecientes a la agrupación de marisqueo a pie que son de difícil acceso.

Se reparten las capturas

De este modo extraen todo el producto que pueden y se lo entregan al conocido como colectivo de las mariscadoras, aunque del mismo también forman parte los hombres.

Almeja utilizada en la regeneración de O Sarrido. FdV

Son estas mariscadoras las que se encargan de seleccionar las capturas obtenidas y de entregar la almeja babosa a los rañeiros para que la resiembren en sus bancos, como contraprestación por sus servicios, mientras que la fina y la japónica se depositan en bancos que sean más accesibles para el marisqueo a pie o que sea preciso regenerar.

La siembra realizada ayer en el entorno de A Toxa. FdV

Es una forma de colaboración entre las dos agrupaciones de la que se benefician todos los mariscadores sin excepción, tal y como se encargan de destacar en la propia cofradía cambadesa.

O Grove

Beneficios que también buscan en la cofradía San Martiño cuando despliegan acciones como la vivida ayer en el lugar conocido como Porca Morta; un importante banco marisquero situado cerca de O Redondo, en la isla de A Toxa.

Almeja esperando en la lonja de O Grove, antes de ser sembrada en A Toxa, ayer. FdV

En esta ocasión el pósito que dirige Antonio Otero, con 545 socios de los que cerca de 300 integran el marisqueo a pie, se ocupó de sembrar alrededor de novecientos kilogramos de almeja babosa.

Todo esto es solo una pequeña muestra de la importante actividad marisquera que se desarrolla actualmente en la ría, tanto en Arousa Norte como en Arousa Sur.

Compartir el artículo

stats