Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Solución compleja para evitar graves averías de agua en Meaño

Los operarios municipales con el alcalde Carlos Viéitez en la zona de obras de la parroquia de Dena. | // FDV

Una cuadrilla municipal trabajaba en el centro de la localidad de Dena (Meaño) entregada a aterrar el socavón producido por una avería de agua el pasado mes de diciembre de 2020, a la par que llevaba a cabo distintos trabajos para mejorar las conexiones en dicho punto.

El alcalde meañés Carlos Viéitez inspeccionaba la obra al filo del mediodía, a la par que informaba de las soluciones adoptadas para estos trabajos: “Hemos colocado aquí una llave de paso -explicaba-, como venimos haciendo y en ello seguiremos, a fin de reducir los tramos afectados por cortes de agua en caso de averías”.

Unas llaves de paso sólidas y firmes que, reconocía, están suponiendo en torno a 1.000 euros por mecanismo que se está disponiendo.

“A la par -agregaba el regidor municipal- estamos aprovechando la actuación para modernizar el cableado eléctrico relacionado con los semáforos en este punto, y que cruzan la carretera PO-550, a fin de limitar las averías que suelen afectar a los semáforos de este cruce”.

Los operarios cubren la zanja necesaria para reparar la avería que se registró en diciembre FDV

Una actuación esta del cableado que se vino aplazando precisamente con el propósito de realizar los trabajos para acabar de aterrar el socavón producido hace cinco meses, y a lo que seguirá ahora la labor de pavimentación del tramo afectado.

Estos trabajos, que se iniciaban el pasado jueves, explican el corte de agua en la mañana de ese día, una localidad que viene siendo la más afectada por averías en la red de agua de la Mancomunidade. Aquella avería del mes de diciembre ponía de manifiesto la fragilidad de la red en la artería que discurre paralela a la PO-550, y que dejara en aquella ocasión a buena parte de la localidad sin suministro durante nada menos que 30 horas, con el consiguiente trastorno para los vecinos que sufrieron la susodicha incidencia.

Ahora el Concello aplica estas medidas con vistas a estar en mejores condiciones para paliar la situación, y reducir el número de afectados en caso de nuevas averías en el futuro, exponen en el Gobierno local.

Badenes para mejorar la seguridad

El alcalde Carlos Viéitez Fernández confirmaba además in situ que la Diputación de Pontevedra ha comenzado a realizar los trabajos para disponer pasos de peatones elevados en la carretera EP-9301, que atraviesa el lugar de Seixiños en Dena, y que próximamente continuará por la carretera local que sube hacia Meaño.

Así está previsto disponer pasos elevados, uno frente al Centro Social en la Rúa Santa Lucía, otro en la entrada al lugar de Seixiños y un tercero frente a la iglesia parroquial de San Xoán Bautista de Meaño.

El objetivo de esta infraestructura es el de contribuir a reducir la velocidad de los vehículos en pro de la seguridad de los peatones que cruzan el vial.

La instalación de estos badenes se han demostrado como muy útiles en materia de seguridad vial pues minimizan las consecuencias de los accidentes de tráfico debido a que obligan a reducir notablemente la velocidad de los vehículos al llegar a ellos.

Se trata de una apuesta muy extendida en la provincia de Pontevedra pues se han instalado en casi todas las calles y carreteras de las distintas redes viarias.

La instalación de estas pasos sobreelevados en ciudades como Pontevedra han conllevado una importantísima reducción de atropellos, en tanto que en el último ejercicio no se registró ni un solo fallecido por un accidente de esta naturaleza.

Su probada eficacia ha hecho que se multipliquen estos badenes, en muchas ocasiones a petición de los propios vecinos en aras de una mayor seguridad a la hora de cruzar las carreteras.

Compartir el artículo

stats