Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Denuncias cruzadas en la reyerta del hachazo: al detenido de Vilanova le arrancaron un trozo de oreja

Agentes de Policía Nacional, frente a la comisaría de Vilagarcía.

Agentes de Policía Nacional, frente a la comisaría de Vilagarcía.

Una persona detenida y otra investigada constituye el balance provisional de las actuaciones de la Policía Nacional de Vilagarcía acerca de la reyerta multitudinaria ocurrida el lunes a mediodía en Abelle, en la parroquia de Rubiáns. Fuentes oficiales del cuerpo señalan que la operación todavía continúa abierta y que podrían producirse más arrestos en las próximas horas.

El apresado es S.R.T., vecino de Vilanova, concretamente de Caleiro, de 32 años de edad que ya cuenta con antecedentes policiales. En esta ocasión los investigadores le atribuyen un presunto delito de lesiones. Es el mismo delito por el que su hermano figura en las diligencias como investigado, confirman portavoces oficiales de la comisaría.

Varios heridos

Aunque inicialmente trascendió que la pelea se había saldado con un herido con una brecha en la cabeza a causa del impacto de un hacha, finalmente se han presentado en las dependencias de O Cavadelo denuncias cruzadas entre ambos bandos, es decir, por parte del de Vilagarcía y de la pandilla de Vilanova.

El detenido denunció haber recibido una mordedura en una oreja y tiene un dedo roto. Otro de los implicados presenta daños en una mano tras ser golpeado con un palo, expusieron.

A raíz de una colisión

El conflicto se originó hace varios días en las inmediaciones de un bar, supuestamente a raíz de la colisión en un vehículo. Un joven vilagarciano que maniobraba con su coche habría dañado un automóvil aparcado (de uno de los vilanoveses) y se habría negado a hacerse cargo del golpe, lo que habría enervado a los jóvenes de Caleiro.

Tras una primera trifulca, la pandilla de Vilanova se habría trasladado el lunes al domicilio del chaval en el lugar de Abelle, en Rubiáns, para intentar que asumiese el coste de la reparación, pero los ánimos se fueron caldeando y se desató una pelea multitudinaria con un hacha, palos y mordeduras de por medio. El padre del joven vilagarciano habría sido la víctima del hacha.

El detenido en esta reyerta cayó en una operación contra el narcotráfico desarrollada en O Salnés en 2017 que se saldó con la intervención de 210.000 euros en efectivo, cinco kilos de marihuana y medio de cocaína. También se habían desmantelado dos pequeños laboratorios en los que se prepararían las sustancias. S.R.T. había ingresado en prisión preventiva. Actualmente está en libertad.

Compartir el artículo

stats