Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ingresan en prisión cinco de los once detenidos por la trama de heroína de Vigo y O Salnés

El abogado Manuel Estévez, tras ser conducido a los juzgados.

El abogado Manuel Estévez, tras ser conducido a los juzgados. Iñaki Abella

Cinco de los once detenidos en la operación contra el narcotráfico que se desarrolló esta semana entre O Salnés y el área de Vigo ingresaron anoche en la prisión de A Lama por orden de la juez de Cambados que coordina la investigación. Entre los cinco investigados que han sido enviados a la cárcel se encuentra el abogado vigués Manuel Estévez Molares, presunto líder de la trama descabezada.

Este es el resultado de una maratoniana jornada de declaraciones, que empezó en torno a las 10 de la mañana, cuando aparcaron en la parte posterior de los Juzgados de Cambados un furgón y un autobús de traslado de presos de la Guardia Civil. En ellos, fueron conducidos a Cambados la mayoría de los arrestados esta semana.

Mientras, casi una veintena de familiares y allegados de algunos de los arrestados hacían guardia en el entorno del edificio judicial. Todos ellos se quedaron hasta que la juez comunicó sus resoluciones, sobre las 20.15 horas.

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia indica que se ordenó el ingreso en prisión de cinco de los detenidos. Uno de ellos es el “narcoabogado” Manuel Estévez. Hay que tener en cuenta que no solo se le considera el cerebro de esta organización, sino que en realidad ya tenía que entrar en la cárcel estos días. El letrado ya fue condenado con anterioridad por tráfico de droga y de hecho estos mismos días tenía que ingresar en A Lama para cumplir una condena de nueve años, que se le impuso por su participación en un transporte de 60 kilos de heroína que fueron interceptados en Caldas de Reis.

10

Prisión para cinco de los detenidos la trama de heroína de Vigo y O Salnés Iñaki Abella

Al conocer su detención, la Audiencia de Pontevedra remitió una comunicación al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Cambados, responsable de esta investigación, interesando el ingreso en la cárcel de Estévez Molares. Además de él, anoche ya durmieron en A Lama otros cuatro de los arrestados el martes. Sin embargo, uno de ellos podrá salir de la cárcel si abona una fianza de 8.000 euros. Los otros cinco detenidos que pasaron ayer por el Juzgado de Cambados quedaron en libertad.

En todo caso, se les mantiene la imputación, de modo que los diez están investigados por un presunto delito contra la salud pública y de otro de pertenencia a organización criminal. La operación todavía no está cerrada, de modo que no se descarta que puedan producirse más detenciones en las próximas horas.

Además del letrado vigués, hay varios detenidos en O Salnés, como un vecino de A Illa que reside en Cambados y otro de O Grove.

En octubre pasado

La investigación arrancó en octubre pasado, cuando las fuerzas de seguridad detuvieron a un vecino de A Illa con cuatro kilos de heroína en Ferrol. Eso habría puesto a los investigadores sobre la pista de un grupo que adquiría la droga en Madrid -posiblemente a traficantes extranjeros-, la trasladaba a Galicia por carretera, y después la distribuía por distintos puntos de la comunidad autónoma.

Tras meses de investigación, la operación estalló a primera hora del martes pasado, cuando equipos de élite de la Guardia Civil y de la Policía Nacional iniciaron un total de 13 registros domiciliarios en Cambados, A Illa, Sanxenxo, Vigo, Oia, Ferrol y Ponteareas, entre otras localidades.

En el transcurso de esa jornada, se intervino un alijo de 1,2 kilos de heroína, presuntamente la mayor parte en poder de Manuel Estévez, así como otros tres de sustancias de corte. Fueron detenidas a lo largo de esa jornada once personas, si bien el arrestado en Ferrol quedó en libertad a las pocas horas. Esa es la razón de que ayer acudiesen a declarar en los juzgados de Cambados únicamente diez personas, y no los once detenidos.

El hombre que se licenció en prisión

La figura más sorprendente en esta operación es la del abogado Manuel Estévez Molares, un hombre que empezó siendo maquinista ferroviario, profesión que ejerció más de 20 años hasta que dos condenas por tráfico de heroína lo llevaron a A Lama. Una prisión en la que ingresó en el año 2006. Fue durante su estancia en la cárcel cuando empezó a estudiar Derecho, y consiguió licenciarse siguiendo los cursos de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Cogió el apodo de “El Abogado”, y durante su estancia en el penal ayudó con sus trámites a muchos reclusos. En 2012 recuperó la libertad. Y se colegió como abogado en Vigo donde, con despacho propio, su presencia se tornó habitual en los juzgados de la calle Lalín. También llevó pleitos en otros puntos de Galicia, como una de las defensas del crimen de A Esmorga de Ourense. Pero cuando parecía que su trayectoria como jurista lo llevaba ya por buen camino, la incautación de 60 kilos de heroína en Caldas de Reis en 2017 permitió descubrir que este letrado estaba al frente de esa red de narcos. Ahora tendrá que afrontar el peso de una nueva investigación contra él.


Compartir el artículo

stats