Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más altura para las nuevas naves de O Pousadoiro y una barrera vegetal para proteger el pazo de San Antonio

Los elementos vegetalespretenden reducir el impactode las naves en el pazo.

Los elementos vegetalespretenden reducir el impactode las naves en el pazo.

El Diario Oficial de Galicia (DOG) publicó ayer la aprobación definitiva del cambio urbanístico que permite aumentar la altura de las nuevas naves que se construyan en una determinada zona del polígono de O Pousadoiro. Fundiciones Rey promovió esta modificación puntual del proyecto sectorial del parque empresarial para poder trasladar allí su actividad y construir las grandes piezas que le demanda el mercado, algo insaumible en las actuales instalaciones de Rubiáns por falta de espacio. Por tanto esta firma siderúrgica con más de siete décadas de trayectoria en Vilagarcía y una de las empresas tractoras en la ciudad ya tiene vía libre por parte de la Xunta de Galicia para iniciar su proyecto en O Pousadoiro.

El polígono se divide en tres zonas. En la B, donde Fundiciones Rey cuenta con una parcela de 20.000 metros cuadrados, se permite edificar hasta una altura máxima de dieciséis metros, mientras que en las otras dos zonas solo se pueden levantar naves de hasta once.

Zona A y C: 11 metros

Concretamente en la A (con solares de entre 1.000 y 6.000 metros cuadrados) se mantienen los once metros para evitar un incremento de la presión urbanística en el entorno del pazo de San Antonio y mantener una proporción adecuada entre la dimensión de las parcelas sin ocupar y los volúmenes de la edificación, según consta en la documentación de la modificación urbanística.

El anuncio del DOG publicado ayer añade que “se deberá asegurar la protección de los bienes del patrimonio cultural y, concretamente, lo relativo al conjunto del pazo de San Antonio según las exigencias de la Lei de Patrimonio Cultural de Galicia, y en especial, de sus artículos 45 y 46”. Asimismo, “se deberá crear una zona de amortiguamiento entre el conjunto del pazo y las naves más próximas a él, empleando elementos vegetales que reduzcan el impacto de las naves”.

Fundiciones Rey proyecta su ampliación en una zona alejada del pazo

No obstante este no será el caso de la nueva ubicación de Fundiciones Rey, ya que su parcela se encuentra en la zona B (la cual aglutina terrenos de entre 6.001 y 20.000 metros cuadrados), no en la A (de 1.000 a 6.000 m2). La C está compuesta de una única finca de más de 20.000 metros cuadrados pero ya está edificada.

La parcela de la empresa siderúrgica en O Pousadoiro mide 3.500 metros cuadrados más que la actual de Rubiáns. Además de disponer de mayor espacio en el polígono industrial que linda con Caldas, el proyecto de Fundiciones Rey contempla la construcción de unas instalaciones infinitamente más modernas, con una forma de trabajar completamente distinta. A modo de ejemplo, en O Pousadoiro se podría habilitar un puente grúa capaz de levantar 120 toneladas, mientras que en la factoría de Rubiáns el más potente soporta 12.

Estas limitaciones impiden a Fundiciones Rey construir las piezas de grandes dimensiones que le demandan los clientes; de ahí su solicitud de ampliar la altura máxima de las nuevas naves en O Pousadoiro de 11 a 16 metros, una petición que la Xunta ha dado luz verde.

Compartir el artículo

stats