Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los trabajadores del Casino La Toja piden ayuda

El alcalde (de pie) y los portavoces de BNG, Esquerda Unida y PP, antes de la reunión. Noé Parga

Actualmente, como sucede con toda la hostelería y el propio Concello de O Grove, a causa de los altos niveles de contagio por coronavirus, el Casino La Toja está cerrado. El problema es que los trabajadores que componen su plantilla –cada vez menos– temen que ya no vuelva a abrir o que, si lo hace, sea solo para seguir agonizando hasta morir definitivamente.

Así se lo hicieron saber ayer a los portavoces de los grupos políticos representados en la Corporación municipal. Como en ocasiones anteriores, les trasladaron su preocupación, y casi desesperación, dado que cada día que pasa la situación “es más preocupante”.

Desde que abrió la sala anexa del Casino La Toja en Vigo, las instalaciones de la isla de A Toxa ya no levantaron cabeza. Y a los lamentos de hace unos días, cuando la plantilla denunció que “apenas quedan abiertas algunas tragaperras, pero ninguna mesa de juego”, se suman ahora las dudas que genera un posible traslado. No a la ciudad olívica –esa posibilidad está cubierta con la sala anexa–, sino al centro urbano, en el entorno de Beiramar.

Representantes de Casino La Toja (de pie) y un edil del BNG. | // N. PARGA

FARO DE VIGO ya había explicado hace años que la empresa propietaria del Casino La Toja estaba buscando un local en el centro de O Grove para trasladarse allí y evitar el alquiler –parece que excesivamente elevado– que debe pagar en A Toxa.

Ahora parece que esa opción es más urgente –dado que “la isla está muerta”– y está a punto de concretarse, después de que hayan “tocado” a numerosos propietarios de garajes, bajos comerciales, bazares e incluso restaurantes tratando de encontrar un lugar idóneo y asequible.

“No vemos futuro para nosotros ni para el Casino, porque se sigue dejando morir mientras siguen mandando gente para la sala de Vigo y recortando actividad en A Toxa, donde la plantilla es cada día más corta”

Trabajadores del Casino La Toja

decoration

Debe seguir en O Grove

Hay que tener en cuenta que, por cuestiones de licencias, y en base a la ley del juego, solo puede haber un casino por provincia, de ahí que el de Vigo se montara como sala anexa.

Esto quiere decir que, para seguir cumpliendo con la legislación, el Casino La Toja debe seguir en O Grove, pero no necesariamente en la isla de A Toxa.

Imagen de archivo en la que se ven algunas de las mesas de juego que tenía el Casino La Toja.

Esto explica la búsqueda de un bajo en el que instalar las tragaperras, prácticamente como si se tratara de una de esas casas de apuestas que actualmente pueden encontrarse ya en cualquier ciudad. Y hacerlo así puede que sea la única forma de salvar lo poco que queda de la sala de A Toxa.

De todo ello se habló en la reunión celebrada ayer en el consistorio, donde los representantes de los trabajadores sentenciaron: “No vemos futuro para nosotros ni para el Casino, porque se sigue dejando morir mientras siguen mandando gente para la sala de Vigo y recortando actividad en A Toxa, donde la plantilla es cada día más corta”.

Compartir el artículo

stats